Inicio Noticias USA Roban un ordenador al servicio secreto con datos de Trump y Clinton

Roban un ordenador al servicio secreto con datos de Trump y Clinton

25
0
Compartir

El ordenador portátil de un agente del Servicio Secreto con información sensible como los planos de la Torre Trump o detalles de la investigación sobre Hillary Clinton por el uso de su servidor privado, fue robado en Brooklyn (Nueva York).

Según confirmó el Servicio Secreto a los medios estadounidenses este viernes, uno de sus empleados “fue víctima de un acto delictivo en el que fue robado el ordenador portátil de la agencia”.

La cadena CBS informó, de fuentes oficiales, que el dispositivo -guardado en una mochila- fue sustraído del asiento trasero del vehículo del agente, que estaba aparcado cerca de su vivienda. También desaparecieron otras pertenencias y documentos de los que aún no ha trascendido su contenido.

La policía de Nueva York recuperó la mochila del agente el mismo jueves -no muy lejos de donde había sido sustraída-, pero no todo el contenido de ésta. Una portavoz del Servicio Secreto subrayó que los “portátiles de la agencia tienen múltiples capas de seguridad, que incluye la encriptación del disco completa, y no se permite que contengan información clasificada”.

El ordenador en cuestión tenía, sin embargo, el protocolo de evacuación de la Torre Trump -así como los planos del edificio- y datos del caso de la ex secretaria de Estado. Los medios recogen también, que no se han recuperado los pines -que llevan los agentes en la solapa para acreditar ser miembros de la agencia- sustraídos.

En este caso, desaparecieron de la mochila los relacionados con la seguridad de Trump, Clinton, el Papa (que estuvo de visita en 2015) y la Asamblea General de las Naciones Unidas. Este incidente -que aún no se ha determinado si fue robo premeditado o casual- compromete la seguridad nacional, según un funcionario consultado por la cadena CNN.

De momento, la agencia está realizando una investigación sobre lo ocurrido y parece restarle importancia dado el nivel de seguridad del equipo portátil. No obstante, es un elemento más que se une a la ya de por sÍ complicada tarea de proteger al presidente.

Donald Trump no sólo vive la Casa Blanca sino que se escapa de vez en cuando a su ‘residencia de invierno’ en Palm Beach (Florida) para pasar el fin de semana. Además, la primera dama y su hijo Barron siguen viviendo en la céntrica Torre Trump.

Un edificio donde todavía hay fuertes medidas de seguridad, pero donde la actividad comercial -cafeterías y restaurantes y tiendas- sigue funcionando con normalidad. Es más, desde que ganó las elecciones, la torre se ha convertido en un lugar de peregrinaje para los turistas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here