Inicio economia Los sacrificios al enviar: Inmigrantes son el salvavidas de sus familias en...

Los sacrificios al enviar: Inmigrantes son el salvavidas de sus familias en el exterior

60
0
Compartir

Cuando se trata de la inmigración en los Estados Unidos, podemos trazar innumerables caminos que abarcan todo el mundo y que conducen a esta tierra de oportunidades. Lo que une a muchos estadounidenses es la única esperanza que los trajo aquí: el deseo de una vida mejor.

Mire más de cerca y se dará cuenta de que la jornada es mucho más profunda que la ambición personal. Muchos inmigrantes han dejado atrás familias que todavía cuentan con ellos. Cuando numerosos llegan a los Estados Unidos, trabajan y envían dinero a casa para que las familias que dejaron en sus países de origen puedan prosperar. Debido a que estas familias viven en la pobreza o en los países en desarrollo, este dinero es más que dólares y centavos: es un salvavidas.

El sacrificio es una tradición estadounidense

La idea de sacrificarse por la familia en el país de origen y, y el envío regular de dinero a casa no es nueva en los Estados Unidos. De hecho, el sacrificio familiar es el hilo común que se entreteje a través de la historia de la inmigración en la nación norteamericana.

Por ejemplo, entre mediados y finales de los años 1900, se estima que los inmigrantes irlandeses enviaron unos 260 millones de dólares a sus familias necesitadas en Irlanda. El dinero enviado por hijos e hijas permitió que los padres pagaran el alquiler, y seguir viviendo en sus casas. Esto fue especialmente crucial durante la Gran Hambruna Irlandesa entre 1845 y 1852.

A pesar de que los tiempos han cambiado, esa tradición de sacrificio y apoyo sigue siendo fuerte hoy. En 2015, más de $97 mil millones fueron enviados desde los Estados Unidos a países de América Latina y el Caribe, marcando así un récord. Recientemente, Remitly, una empresa de tecnología que permite transferir dinero internacionalmente usando el teléfono, realizó una encuesta entre sus clientes, y el 84 por ciento de los encuestados dijeron que enviaron dinero a casa para ayudar a sus familias con necesidades tan básicas como vivienda, comida y servicios públicos. Otros enviaron dinero a sus países de origen para pagar gastos médicos y personales.

El impacto de enviar dinero

Cuando los inmigrantes envían dinero a sus países de origen, es fácil subestimar el impacto de estas contribuciones en la vida de las personas. Es cierto que muchos países pobres y en desarrollo reciben ayuda externa de gobiernos y organizaciones sin fines de lucro, pero cuando se comparan las remesas enviadas a las familias, la cifra es cuatro veces mayor que las contribuciones de la ayuda externa.

Aún más sorprendente es que en algunos países, como Guatemala, México y la India, las remesas de los trabajadores en el extranjero son en realidad más grandes que la ayuda externa y la inversión de capital de riesgo combinadas.

Sin embargo, enviar dinero a casa no es gratis. De hecho, es un gran negocio. Empresas tradicionales de transferencia de dinero, así como los bancos, hacen grandes negocios con los miles de millones de dólares de los costos que cobran tanto a los remitentes, como a los destinatarios. Al final, estas ganancias se hacen a costa de los trabajadores inmigrantes y sus familias, y deja a estas última con menos dinero para satisfacer sus necesidades.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here