Inicio En Miami Autoridades sin pronunciarse por abusos contra adolescentes en retenes de Florida

Autoridades sin pronunciarse por abusos contra adolescentes en retenes de Florida

51
0
Compartir

Ninguna cantidad de relaciones públicas del gobierno puede borrar las imágenes que el Miami Herald publicó la semana pasada. Las reporteras investigadoras Carol Marbin Miller y Audra D.S. Burch obtuvieron un video que revuelve el estómago de delincuentes juveniles de Florida que se pelean entre sí después de ser preparados como pandilla de ataque por los guardias estatales. Decenas de videos de vigilancia muestran a grupos de adolescentes golpeando, pisoteando y golpeando a otros niños, rompiendo la nariz, las cuencas de los ojos y una serie de otros huesos en el proceso. The Herald descubrió historias de violaciones, abusos sexuales, niños golpeados hasta la muerte y un sistema de justicia que permitía a casi todos los guardias involucrados caminar sin consecuencias.

En respuesta, el Departamento de Justicia Juvenil emitió el martes pasado una declaración que efectivamente se reduce a “en realidad, estamos haciendo un excelente trabajo”. En lugar de, digamos, ofrecer una explicación contrita sobre por qué la evidencia de video dura y la cantidad de testimonios de testigos muestran que el sistema penitenciario juvenil de Florida es una pesadilla humanitaria, la secretaria de DJJ, Christina K. Daly, atacó los informes del Herald.

“Hoy en día, el Miami Herald publicó una serie de historias sobre el sistema de justicia juvenil en Florida que negó abiertamente reconocer los años de DJJ de esfuerzos de reforma innovadores y agresivos y el éxito reconocido a nivel nacional al servicio de la juventud y las comunidades de Florida”, escribió el departamento.

El editor de investigaciones de The Herald, Casey Frank, quien supervisó la serie, no respondió de inmediato a una llamada de New Times sobre los reclamos del DJJ. Pero dos cosas no pueden ser al mismo tiempo ciertas: los videos de niños asaltados dentro de la vieja escuela, las cárceles de estilo “adulto” (donde probablemente no deberían alojarse los adultos) no existen en los sistemas penitenciarios “reconocidos a nivel nacional”. The Herald describió una práctica por la cual los guardias de la prisión rutinariamente “preparan” a los reclusos juveniles para atacar a otros niños a cambio de algunos pasteles de miel. (La práctica es tan común que se la conoce como “hurto de la miel”).

The Herald dijo que su investigación comenzó en agosto de 2015 después de que Elorde Revolte, de 17 años, fuera golpeado hasta la muerte por otros detenidos dentro del Módulo 9 del bloqueo juvenil de Miami. Dos de los jóvenes que atacaron a Revolte, quien fue golpeado en la cámara y murió por una hemorragia interna, dijeron que estaban siendo perseguidos por un guardia de la cárcel. Pero según The Herald, ningún supervisor adulto fue castigado, ni por la DJJ ni por la fiscal del estado de Miami-Dade, Katherine Fernandez Rundle.

El Herald describió caso tras caso donde los guardias ordenaron a los niños que golpeen a otros adolescentes, abusaron sexualmente de los niños o vieron morir a los niños por supuesta negligencia. De los 12 jóvenes que murieron en el cuidado de menores de Florida desde el año 2000, ningún guardia o supervisor ha cumplido un día en prisión, informó el Herald. (El periódico también notó que un guardia usaba un mango de escoba para golpear a los presos con tanta frecuencia que se refería casualmente como “escoba”).

La lista de acusaciones de pesadilla en la serie es demasiado larga para contarla por completo. The Herald notó casos en los que el personal organizó peleas y les apostó; casos en que el DJJ contrató a guardias que habían sido atrapados anteriormente teniendo relaciones sexuales con reclusos; otros casos en que los guardias mostraban una pornografía adolescente y lo observaban “acariciarse”; violado a un recluso transgénero; tuvo relaciones sexuales con un niño detenido en un armario; y abusó de una detenida usando su cabeza como un “émbolo de retrete”. Un consejero juvenil del condado de Broward fue supuestamente tan descarado acerca de tener relaciones sexuales con reclusos adolescentes que se conoció como el “ladrón de la cuna”. Las 12 muertes juveniles que el Herald notó parecen deberse a la negligencia estatal.

Tal vez igualmente importante, el Herald señala que el sistema de detención juvenil no parece hacer que la sociedad sea más segura o realmente ayudar a nadie: el 45 por ciento de los detenidos liberados en 2015 fueron condenados por otro delito en un año. En Missouri, esa tasa era solo del 10 por ciento.

Daly y el DJJ no se molestaron en pedir disculpas por ninguna de esas atrocidades ni explicar por qué tanta de la mala conducta se ha capturado en la cámara. En cambio, el sistema de detención estatal simplemente se ha quedado atascado por las afirmaciones de que no tiene “tolerancia” por mal comportamiento o maltrato juvenil, aunque la serie Herald muestra claramente lo opuesto.

“Estamos 100 por ciento comprometidos con la seguridad de los jóvenes y haremos que cualquier persona responsable no lo haga”, escribió Daly, “hasta la inclusión de la aplicación de la ley para proceder con el enjuiciamiento penal”.

En cambio, la declaración del estado afirma que la serie Herald “omite hechos” e “ignora las reformas” que el sistema ha sufrido en los últimos años. (El reportero del Herald Nick Nehamas observó en línea que muchas de esas reformas se materializaron solo después de que Marbin Miller comenzó a hacer preguntas).

El estado afirma que los arrestos juveniles tienen un mínimo de 30 años en Florida, pero no menciona que el crimen en general se encuentra en una baja de 30 años tanto en el estado como en todo el país. El DJJ señaló que Pew Charitable Trust recientemente otorgó al sistema de detención infantil de Florida un premio por implementar una programación “basada en la evidencia” para ayudar a reducir la reincidencia adolescente.

Pero las afirmaciones del estado de informes injustos no se sostienen bajo el más mínimo escrutinio. Incluso si Florida administrara el mejor sistema penitenciario juvenil en Estados Unidos, eso no es suficiente: en 2016, el Departamento de Justicia de EEUU. Emitió un comunicado en el que exigía que se cerrara “toda prisión juvenil en el país”. Después de una letanía de violaciones infantiles, palizas y muertes en Florida, no es difícil ver por qué.

Compartir
Artículo anteriorItalia se enfrentará a Suecia en la repesca para el Mundial-2018
Artículo siguienteProtestas en Cataluña por detención de líderes independentistas
Magaly Guerrero
Jefe de Prensa de la alcaldía del municipio Cárdenas (mayo 2014 - mayo 2015)Productora del programa de televisión “César con la Gente” transmitido semanalmentepor las televisoras regionales (junio 2011 - diciembre 2012,Jefe de la Oficina Regional de Información y Comunicación (ORIC) de la Gobernación delestado Táchira (enero 2009 - mayo 2011)Jefe de Prensa de la campaña de César Pérez Vivas a la Gobernación (noviembre 2007 -diciembre 2008)Jefe de Información del equipo fundador de La Prensa Diario de Lara (julio 2006 - octubre2007)Productora y conductora del programa radial CONTRAFIGURA en la emisora 106.7 FM.Maturín, Edo. Monagas (septiembre 2005- julio 2006 )Jefe de Información del Diario La Prensa de Monagas. (Enero - julio 2007)Gerente de Publicidad de la Corporación Venezolana de Entretenimientos. (Operadora deLotería) (enero 2005 - enero 2006)Directora del Diario El Sol de Maturín, estado Monagas (mayo 1998-junio 2002)Jefe de Prensa de la Comisión Permanente del Ambiente y Ordenación del Territorio de laCámara de Diputados. Congreso de la República. Caracas (enero 1995 - mayo 1998)Jefe de Prensa del Bloque Parlamentario de Los Andes, San Cristóbal, adscrito al Congresode la República (Marzo - diciembre 1994)Redactora de la Fuente de educación y Cultura en el Diario de Los Andes, Edición Táchira,(como parte del equipo fundador) (julio 1992- junio de 1993)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here