Inicio Noticias USA Arrestos de exfuncionarios de campaña de Trump encienden las alarmas

Arrestos de exfuncionarios de campaña de Trump encienden las alarmas

70
0
Compartir

Paul Manafort y Rick Gates, exjefe y exrepresentante de la campaña presidencial de Donald Trump, respectivamente, estarán bajo arresto domiciliario y deberán entregar sus pasaportes.

La decisión la tomó la jueza Deborah Robinson, después de que Manafort y Gates se declararan inocentes de los cargos presentados contra ellos en el marco de la investigación del fiscal especial del Departamento de Justicia Robert Mueller, sobre la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016.

Manafort y Gates se presentaron en la corte de distrito federal en Washington y se declararon inocentes de los 12 cargos, que incluyen conspiración contra Estados Unidos, conspiración para lavar dinero, actuar como un agente extranjero no registrado y varios relacionados con no reportar cuentas bancarias en el extranjero.

Al tomar a una o más personas en custodia, una posibilidad reportada por primera vez por CNN el viernes pasado, el consejero especial del Departamento de Justicia, Robert Mueller, marca el inicio de un momento peligroso para la Casa Blanca, reflejando la gravedad de la investigación por la interferencia rusa en las elecciones de 2016 y la supuesta colusión de los asociados de Trump.

El consejo especial anunció que Manafort y Gates han sido acusados por un gran jurado federal. La acusación de 12 cargos es por “conspirar en contra de Estados Unidos, conspiración por lavado de dinero, agente extranjero no registrado, declaraciones FARA falsas y engañosas, falsas declaraciones y siete cargos de fallo en ingresar reportes de cuentas en bancos extranjeros”.

La decisión de Mueller de examinar las relaciones comerciales de Manafort con Rusia y los posibles acuerdos fiscales ofrecen una señal sobre cómo interpreta su entendimiento de la naturaleza de su mandato, que podría tener implicaciones sobre cómo procede en sus investigaciones hacia otros en el círculo de Trump.

Tan solo la idea de que alguien que alguna vez fue cercano a Trump haya sido acusado con un crimen federal, incluso si no está relacionado con la campaña de 2016, trae problemas políticos propios.

Trump y su equipo niegan cualquier mala conducta y hasta ahora no hay evidencia por parte de la investigación de Mueller o de varias investigaciones del congreso que prueben vínculos con los rusos.

Como mínimo, las noticias de los cargos complicarán el argumento de la Casa Blanca de que el drama ruso no es más que un complot demócrata surgido de la desesperación por la sorprendente derrota de Hillary Clinton en noviembre pasado y una distracción para el esfuerzo de la reforma fiscal republicana de esta semana.

Los Cargos

La magistrada aceptó las solicitudes del Departamento de Justicia de establecer una fianza de 10 millones de dólares para Manafort y de 5 millones de dólares para Gates. Los acusados no debieron aportar una garantía para respaldar esas sumas de dinero, y tampoco tendrán que pagarlas, a menos de que violen las órdenes de la corte.

La solicitud de arresto domiciliario se produjo luego de que el gobierno insistiera en la “naturaleza de los cargos y su seriedad”. En el caso de Manafort podría existir un riesgo de fuga porque enfrenta entre 151 y 181 meses de prisión, además del presunto delito de fraude.

Gates, por su parte, se enfrenta de 121 a 151 meses de cárcel. Él debe presentarse ante el tribunal del Distrito Este de Virginia para su supervisión el martes al mediodía. Mientras que Manafort será monitoreado por funcionarios de DC.

Los acusados ​​tendrán que reportarse todos los días vía telefónica ante la Policía y sólo se les permitirá salir de sus hogares para ver a sus abogados, comparecer ante la corte o por necesidades médicas y religiosas.

Primer paso

Más significativamente, los cargos podrían ser el primer paso en una serie de acciones del consejo especial que tocan el corazón del círculo interno político y familiar de Trump, y podrían incluso poner en riesgo su presidencia.

Pero las repercusiones políticas inmediatas de lo que sea que se desarrolle en los próximos días depende de quién sea el siguiente objetivo de Mueller, su proximidad con Trump, y cómo reaccione el presidente a este límite en ser cruzado.

El consejo especial ha tomado varias líneas de investigación, incluyendo las relaciones de negocios de Manafort, afirma que miembros del equipo de campaña del presidente, tales como el exasesor de seguridad nacional Michael Flynn, infringió en sus supuestos contactos con funcionarios rusos y si el despido del director del FBI James Comey por parte del presidente representó obstrucción de la justicia.

¿Enviando un mensaje a Muller?

El desahogo de Trump del domingo hizo surgir una pregunta importante que podría ser respondida esta semana: ¿Trump será capaz de dirigir su enojo en un modo en el que no profundice su riesgo legal y político o moleste al consejo especial?

En varias ocasiones a lo largo del episodio ruso, la conducta de Trump ha parecido exponerlo a mayores riesgos, por ejemplo, sobre el despido de Comey que derivó en el nombramiento de Mueller. La vulnerabilidad política del presidente se está intensificando, una encuesta de NBC/Wall Street Journal de este domingo puso su tasa de aprobación en 38%, el punto más bajo de su presidencia.

Ty Cobb, el principal consejero del presidente, buscó aclarar que el desahogo de Trump de este domingo en Twitter no era una manera de antagonizar a Mueller.

“Contrario a lo que muchos han sugerido, los comentarios del presidente de hoy no están relacionados con las actividades del consejo especial, con quien continúa cooperando”, dijo Cobb a Jeff Zeleny de CNN.

Pero dado el momento de la respuesta en Twitter en un fin de semana dominado por el reportaje de CNN de próximos arrestos, la explicación de Cobb fue cuestionada.

El enojo del presidente pareció representar un intento claro de formar el campo de batalla político después de una semana en que la Casa Blanca y sus aliados buscaron enlodar la narrativa sobre la investigación rusa.

Aún hay una especulación desenfrenada en Washington de que Trump podría buscar destituir a Mueller, una decisión que podría derivar en una crisis constitucional y pondría a los líderes republicanos en el Congreso en una peligrosa postura política.

El consejo editorial de The Wall Street Journal y algunos columnistas conservadores están pidiendo la renuncia de Mueller, diciendo que su historial con el FBI hace imposible que investigue justamente el papel del buró en el drama ruso.

Si los primeros cargos de enfocan lejos del presidente, tales como acuerdos comerciales que no se relacionan con Trump, él también podría usar el momento para declarar la victoria y cerrar una investigación que no pudo encontrar colusión entre Rusia y la campaña presidencial.

Impacto sobre la agenda

Las señales de que Mueller está avanzando también podrían ahondar las divisiones dentro del partido republicano, después de que varios senadores acusaran a Trump de degradar a la nación en un momento en que la unidad es esencial para impulsar la reforma fiscal.

Las preguntas sobre la investigación probablemente también sigan a Trump en el viaje al extranjero más importante de su presidencia hasta ahora cuando viaje a Asia más tarde esta semana con el enfrentamiento nuclear con Corea del Norte a punto de hervir.

Preet Bharara, ex fiscal de EU para distrito del sur de Nueva York dijo el domingo que la reacción de Trump el lunes al drama será crucial.

“Observaría un par de cosas, primero, si Donald Trump reacciona y habla de modo que podría ser usado en su contra en el futuro, porque Bob Mueller lo haría”, dijo Bharara en State of the Union de CNN.

Compartir
Artículo anteriorJuez federal bloquea veto que impedía a transexuales servir en las Fuerzas Armadas
Artículo siguienteBola de octavos de final de Champions para París SG, Barça, Chelsea y United
Magaly Guerrero
Jefe de Prensa de la alcaldía del municipio Cárdenas (mayo 2014 - mayo 2015)Productora del programa de televisión “César con la Gente” transmitido semanalmentepor las televisoras regionales (junio 2011 - diciembre 2012,Jefe de la Oficina Regional de Información y Comunicación (ORIC) de la Gobernación delestado Táchira (enero 2009 - mayo 2011)Jefe de Prensa de la campaña de César Pérez Vivas a la Gobernación (noviembre 2007 -diciembre 2008)Jefe de Información del equipo fundador de La Prensa Diario de Lara (julio 2006 - octubre2007)Productora y conductora del programa radial CONTRAFIGURA en la emisora 106.7 FM.Maturín, Edo. Monagas (septiembre 2005- julio 2006 )Jefe de Información del Diario La Prensa de Monagas. (Enero - julio 2007)Gerente de Publicidad de la Corporación Venezolana de Entretenimientos. (Operadora deLotería) (enero 2005 - enero 2006)Directora del Diario El Sol de Maturín, estado Monagas (mayo 1998-junio 2002)Jefe de Prensa de la Comisión Permanente del Ambiente y Ordenación del Territorio de laCámara de Diputados. Congreso de la República. Caracas (enero 1995 - mayo 1998)Jefe de Prensa del Bloque Parlamentario de Los Andes, San Cristóbal, adscrito al Congresode la República (Marzo - diciembre 1994)Redactora de la Fuente de educación y Cultura en el Diario de Los Andes, Edición Táchira,(como parte del equipo fundador) (julio 1992- junio de 1993)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here