Inicio Noticias USA Afectados con ataques sónicos en Cuba presentan anormalidades cerebrales

Afectados con ataques sónicos en Cuba presentan anormalidades cerebrales

26
0
Compartir

Los médicos que tratan a las víctimas de la Embajada de EEUU de ataques misteriosos e invisibles en Cuba descubrieron anormalidades cerebrales mientras buscan pistas para explicar la audición, la visión, el equilibrio y el daño en la memoria, según información que maneja la agencia de noticias The Associated Press.

Es el hallazgo más específico hasta la fecha sobre el daño físico, demostrando que sea lo que sea que haya perjudicado a los estadounidenses, ha llevado a cambios perceptibles en sus cerebros. El hallazgo es también uno de varios factores que alimentan el creciente escepticismo de que haya algún tipo de arma sónica involucrada.

Las pruebas médicas revelaron que los trabajadores de la embajada desarrollaron cambios en los tractos de sustancia blanca que permiten que las diferentes partes del cerebro se comuniquen, dijeron varios funcionarios de EEUU, describiendo un consenso creciente sostenido por médicos universitarios y gubernamentales que investigan los ataques. La materia blanca actúa como autopistas de información entre las células cerebrales.

Los ruidos fuertes y misteriosos seguidos por la pérdida de la audición y el zumbido de los oídos han llevado a los investigadores a sospechar de “ataques sónicos”. Pero los funcionarios ahora están evitando cuidadosamente ese término. Los sonidos pueden haber sido producto de otra cosa que causó daños, dijeron tres funcionarios de EEUU informados sobre la investigación. No estaban autorizados a discutirlo públicamente y exigieron el anonimato.

Médicos, investigadores del FBI y agencias de inteligencia de Estados Unidos han pasado meses tratando de armar el rompecabezas en La Habana, donde los EEUU dicen que 24 funcionarios gubernamentales y cónyuges estadounidenses enfermaron desde el año pasado en hogares y más tarde en algunos hoteles. Estados Unidos se refiere a “ataques específicos” pero dice que no sabe quién está detrás de ellos. Algunos empleados de la Embajada de Canadá también se enfermaron.

Los médicos todavía no saben cómo las víctimas terminaron con los cambios en la sustancia blanca, ni cómo exactamente esos cambios podrían relacionarse con sus síntomas. Los funcionarios de EEUU no dijeron si los cambios se encontraron en los 24 pacientes.

Pero nunca se ha demostrado que las ondas acústicas alteren los tractos de materia blanca del cerebro, dijo Elisa Konofagou, profesora de ingeniería biomédica en la Universidad de Columbia que no está involucrada en la investigación del gobierno.

“Me sorprendería mucho”, dijo Konofagou, agregando que el ultrasonido en el cerebro se usa con frecuencia en la medicina moderna. “Nunca vemos problemas en el tracto de materia blanca”.

Cuba ha negado rotundamente la participación y llama a las afirmaciones de la administración Trump de que los trabajadores estadounidenses fueron atacados con “mentiras deliberadas”. Los nuevos detalles médicos pueden ayudar a los EEUU a contrarrestar la queja de La Habana de que Washington no ha presentado ninguna prueba.

El caso ha sumido a la comunidad médica de los EEUU en un territorio desconocido. Los médicos están tratando los síntomas como una nueva enfermedad nunca antes vista. Después de extensas pruebas y terapias de prueba, están desarrollando los primeros protocolos para detectar casos e identificar los mejores tratamientos, incluso cuando la investigación del FBI tiene dificultades para identificar un culpable, método y motivo.

Los médicos que tratan a las víctimas no hablaron con la agencia AP, sin embargo, se espera que sus hallazgos sean discutidos en un artículo que se presentará a la Revista de la Asociación Médica Estadounidense, dijeron funcionarios de EEUU los médicos de la Universidad de Miami y la Universidad de Pensilvania que han tratado a las víctimas de Cuba lo están escribiendo, con aportes de la unidad médica del Departamento de Estado y otros médicos del gobierno.

Pero el artículo no especulará sobre qué tecnología podría haber perjudicado a los trabajadores o quién hubiera querido apuntar a los estadounidenses en Cuba. Si los investigadores están más cerca de resolver esas preguntas, sus hallazgos no se harán públicos.

La AP informó por primera vez en agosto que los trabajadores de EEUU informaron que los sonidos son audibles en algunas partes de las habitaciones pero inaudibles a unos pocos pies de distancia, a diferencia del sonido normal, que se dispersa en todas las direcciones. Los médicos ahora han llegado a un término para tales incidentes: “Fenómenos acústicos direccionales”.

La mayoría de los pacientes se han recuperado por completo, algunos después de la rehabilitación y otros tratamientos, dijeron las autoridades. Muchos están de vuelta en el trabajo. Aproximadamente una cuarta parte tuvo síntomas que persistieron durante largos períodos o permanecen hasta el día de hoy.

A principios de este año, los EEUU Dijeron que los médicos descubrieron que los pacientes habían sufrido una conmoción cerebral, conocida como lesión cerebral traumática leve, pero no estaban seguros de lo que había sucedido en sus cerebros. Las conmociones cerebrales a menudo se diagnostican basándose únicamente en los síntomas.

Los estudios han encontrado conmociones cerebrales y daños en la materia blanca en los veteranos de guerra de Irak y Afganistán que sobrevivieron a las explosiones pero que no tuvieron ningún otro daño físico. Pero esas lesiones se atribuyeron principalmente a las ondas de choque de las explosiones. Ningún paciente de La Habana reportó explosiones o golpes en la cabeza.

Expertos médicos externos dijeron que cuando la muestra de pacientes es tan pequeña, es difícil establecer causa y efecto.

“Lo que tienes que preguntarte cada vez que ves algo en un escaneo: ¿se debe al episodio en cuestión, o era algo preexistente y no relacionado con lo que sucedió?” dijo el Dr. Gerard Gianoli, especialista en oído y cerebro en Louisiana.

Mientras Cuba trabaja para limitar el daño a su reputación y economía, su gobierno ha producido especiales de televisión y una cumbre en línea sobre su propia investigación. Los expertos cubanos han llegado a la conclusión de que las alegaciones de los estadounidenses son científicamente imposibles.

Los cubanos han urgido a los EEUU a divulgar información sobre lo que se encuentra. Los investigadores del FBI han pasado meses comparando casos para identificar qué factores se superponen.

Los funcionarios de los EEUU le dijeron a AP que los investigadores ahora han determinado:

– Los pacientes con mayor frecuencia dicen que escucharon fue un chirrido agudo como de metal de rejilla. Recordaban menos un ruido bajo, como un zumbido.

– Algunos estaban dormidos y despertaron por el sonido, incluso cuando otros que dormían en la misma cama o habitación no escucharon nada.

– Las vibraciones a veces acompañan el sonido. Las víctimas dijeron a los investigadores que se sentían similares al rápido aleteo del aire cuando las ventanillas de un automóvil están parcialmente rodadas.

– Los que estaban peor sabían de inmediato que algo estaba afectando sus cuerpos. Algunos desarrollaron síntomas visuales dentro de las 24 horas, incluyendo problemas para enfocarse en la pantalla de una computadora.

Estados Unidos no identificó ninguna precaución específica que cree que pueda mitigar el riesgo para los diplomáticos en La Habana, dijeron tres funcionarios, aunque no se ha informado sobre un ataque desde fines de agosto. Desde que los estadounidenses empezaron a enfermarse el año pasado, el Departamento de Estado ha adoptado un nuevo protocolo para los trabajadores antes de ir a Cuba que incluye análisis de sangre y otras pruebas de “referencia”. Si luego muestran síntomas, los médicos pueden volver a evaluar y comparar.

Los médicos todavía no conocen las consecuencias médicas a largo plazo y esperan que los epidemiólogos, que rastrean los patrones de las enfermedades en las poblaciones, monitoreen a los 24 estadounidenses de por vida. Las consultas con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades están en marcha.

Compartir
Artículo anteriorSerena regresará “muy probablemente” en el Open de Australia
Artículo siguienteTrump reconoce a Jerusalén como capital de Israel
Magaly Guerrero
Jefe de Prensa de la alcaldía del municipio Cárdenas (mayo 2014 - mayo 2015)Productora del programa de televisión “César con la Gente” transmitido semanalmentepor las televisoras regionales (junio 2011 - diciembre 2012,Jefe de la Oficina Regional de Información y Comunicación (ORIC) de la Gobernación delestado Táchira (enero 2009 - mayo 2011)Jefe de Prensa de la campaña de César Pérez Vivas a la Gobernación (noviembre 2007 -diciembre 2008)Jefe de Información del equipo fundador de La Prensa Diario de Lara (julio 2006 - octubre2007)Productora y conductora del programa radial CONTRAFIGURA en la emisora 106.7 FM.Maturín, Edo. Monagas (septiembre 2005- julio 2006 )Jefe de Información del Diario La Prensa de Monagas. (Enero - julio 2007)Gerente de Publicidad de la Corporación Venezolana de Entretenimientos. (Operadora deLotería) (enero 2005 - enero 2006)Directora del Diario El Sol de Maturín, estado Monagas (mayo 1998-junio 2002)Jefe de Prensa de la Comisión Permanente del Ambiente y Ordenación del Territorio de laCámara de Diputados. Congreso de la República. Caracas (enero 1995 - mayo 1998)Jefe de Prensa del Bloque Parlamentario de Los Andes, San Cristóbal, adscrito al Congresode la República (Marzo - diciembre 1994)Redactora de la Fuente de educación y Cultura en el Diario de Los Andes, Edición Táchira,(como parte del equipo fundador) (julio 1992- junio de 1993)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here