Inicio Noticias USA 25 estadounidenses fueron afectados por arma sónica en Cuba

25 estadounidenses fueron afectados por arma sónica en Cuba

29
0
Compartir

Según fuentes cercanas a la investigación, el número de estadounidenses afectados por los presuntos ataques con “dispositivos sónicos” en la embajada de Estados Unidos en La Habana ha llegado a los 25, con algunos casos todavía pendientes de pruebas en curso, lo que podría aumentar ese número.

Fuentes que quieren permanecer en el anonimato también revelaron nueva información, informando algunos de los incidentes ocurridos dentro de la propia embajada y en varios hoteles de La Habana.

Hasta este momento, se ha informado de que las víctimas fueron atacadas cerca o fuera de sus hogares de La Habana, y una de las víctimas fue atacada en el Hotel Capri de La Habana en el barrio del Vedado.

A la luz de los ataques y la investigación en curso, el gobierno estadounidense está cerca de tomar la decisión de suspender las operaciones en La Habana.

El 17 de septiembre, el secretario de Estado Rex Tillerson dijo que el gobierno de Estados Unidos estaba revisando si cerrar o no la embajada estadounidense en La Habana.

“Lo tenemos bajo evaluación”, dijo Tillerson. “Es un asunto muy serio con respecto al daño que han sufrido ciertas personas”.

Fuentes dijeron a Local 10 News que hay un gran descontento entre las víctimas, que siguen decepcionadas por la manera en que el gobierno de los Estados Unidos manejó la situación. Su principal queja es que tardó demasiado tiempo para que funcionarios de alto rango en La Habana y Washington tomen medidas.

Durante el fin de semana, CNN informó que los diplomáticos y sus familias han sido atacados casi 50 veces.

El viernes, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, al dirigirse a las Naciones Unidas, volvió a negar su responsabilidad y agregó que el gobierno cubano cumple con sus obligaciones de proteger a todos los diplomáticos en la isla.

“Cuba nunca ha perpetrado, ni jamás perpetrará, acciones de este tipo”, dijo Rodríguez. “Cuba nunca ha permitido, ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros con ese propósito”.

Rodríguez agregó los resultados de una investigación preliminar que se está llevando a cabo en el más alto nivel de su gobierno, que incluye datos suministrados por Estados Unidos, hasta el momento no muestra evidencia que confirme una causa u origen relacionado con los problemas de salud reportados por los diplomáticos estadounidenses y sus familias .

“La investigación para aclarar este tema continúa, y para poder llegar a una conclusión, será crucial contar con la cooperación de las autoridades estadounidenses”, dijo Rodríguez. “Sería desafortunado si un asunto de esta naturaleza fuera politizado”.

El 15 de septiembre, The Associated Press informó que el presidente de Cuba, Raúl Castro, estaba tan desconcertado por lo que estaba pasando, que envió al principal enviado estadounidense del país para tratar las graves preocupaciones sobre los ataques.

La forma en que Castro respondió sorprendió a Washington, dijeron varios funcionarios estadounidenses a The Associated Press familiarizados con el intercambio.

En una rara conversación cara a cara, Castro dijo al diplomático estadounidense Jeffrey DeLaurentis que estaba igualmente desconcertado y preocupado. Castro negó toda responsabilidad.

Los cubanos han permitido que varias agencias de investigación, incluyendo el FBI, pasen tiempo en la isla comunista y busquen respuestas.

En un país estrechamente controlado por el gobierno, los investigadores estadounidenses siguen investigando si una facción deshonesta de las fuerzas de seguridad de Cuba actuó en desafío al gobierno de Castro y posiblemente colaboró ​​con otro país, como Rusia.

El 23 de agosto, Local 10 News fue el primer medio de comunicación en el país en reportar que podría haber hasta 19 víctimas. Días después, el Departamento de Estado confirmó esos números y posteriormente aumentó el número de víctimas a 21.

Los diplomáticos canadienses han sufrido problemas de salud similares y creen que fueron víctimas de ataques similares.

En agosto, algunas de las víctimas fueron atendidas en la Universidad de Miami por un médico especializado en daño auditivo y cerebral.

Hay una historia de los diplomáticos estadounidenses siendo acosados ​​mientras trabajaban en La Habana, pero nunca tan grave.

Mientras vivían y trabajaban en La Habana, algunas de estas mismas víctimas de “ataques sónicos” estaban bajo constante vigilancia. Sus coches fueron vandalizados, teléfonos golpeados, hogares rotos, residuos humanos dejados en los baños, ropa empapada en orina y mascotas incluso envenenadas.

Compartir
Artículo anteriorBorussia Dortmund-Real Madrid, choque estelar en la segunda jornada de Champions
Artículo siguienteEl papa Francisco acusado de herejía
Magaly Guerrero
Jefe de Prensa de la alcaldía del municipio Cárdenas (mayo 2014 - mayo 2015)Productora del programa de televisión “César con la Gente” transmitido semanalmentepor las televisoras regionales (junio 2011 - diciembre 2012,Jefe de la Oficina Regional de Información y Comunicación (ORIC) de la Gobernación delestado Táchira (enero 2009 - mayo 2011)Jefe de Prensa de la campaña de César Pérez Vivas a la Gobernación (noviembre 2007 -diciembre 2008)Jefe de Información del equipo fundador de La Prensa Diario de Lara (julio 2006 - octubre2007)Productora y conductora del programa radial CONTRAFIGURA en la emisora 106.7 FM.Maturín, Edo. Monagas (septiembre 2005- julio 2006 )Jefe de Información del Diario La Prensa de Monagas. (Enero - julio 2007)Gerente de Publicidad de la Corporación Venezolana de Entretenimientos. (Operadora deLotería) (enero 2005 - enero 2006)Directora del Diario El Sol de Maturín, estado Monagas (mayo 1998-junio 2002)Jefe de Prensa de la Comisión Permanente del Ambiente y Ordenación del Territorio de laCámara de Diputados. Congreso de la República. Caracas (enero 1995 - mayo 1998)Jefe de Prensa del Bloque Parlamentario de Los Andes, San Cristóbal, adscrito al Congresode la República (Marzo - diciembre 1994)Redactora de la Fuente de educación y Cultura en el Diario de Los Andes, Edición Táchira,(como parte del equipo fundador) (julio 1992- junio de 1993)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here