Inicio Internacional Venezuela celebra su primer 23 de Enero sin el derecho de votar

Venezuela celebra su primer 23 de Enero sin el derecho de votar

27
0
Compartir

En diciembre de 1957, mes y medio antes de la caída de Marcos Pérez Jiménez, el dictador había vulnerando la soberanía popular al desconocer la expresión del voto mayoritario, que le dijo “no” a su reelección. En diciembre de 1958 el voto recobró su poder y los venezolanos acudieron de nuevo a comicios libres. Ese derecho se mantuvo vigente hasta octubre de 2016, cuando el Consejo Nacional Electoral postergó sin explicación las elecciones de gobernadores y suspendió, a contrapelo de la Constitución, el referéndum revocatorio presidencial.

Este lunes 23 de Enero, por primera vez desde 1959, cuando comenzó la conmemoración de la caída de la dictadura perejimenista, un sector de la sociedad venezolana marchará para exigir que se le devuelva el derecho de votar, convocado por la Mesa de la Unidad Democrática.

Llaman a marchar

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges (PJ), enfatizó que la movilización tiene un carácter cívico y un objetivo lícito: “No es una marcha callejera, es el Parlamento junto al pueblo, llevando un acuerdo oficial que aprobó del Poder Legislativo al CNE para exigir que se hagan las elecciones que tocan este año. No es una invitación a tirar piedras, es un acto ciudadano, democrático y pacífico. No estamos llamando al golpe ni a la ruptura sino al voto”.

A su juicio, a diferencia de las marchas realizadas en los últimos 18 años, es que ahora la ciudadanía tiene una tarea impostergable: “Nos toca arrancarle al gobierno nuestro derecho de votar. Y eso solo se logra con la presión de calle”.

Desde cuatro puntos de Caracas saldrá la movilización opositora en la capital: Parque del Este, avenida O’Higgins, Santa Mónica y Santa Fe.

Reconquistar derechos. El ex vicepresidente de la AN Simón Calzadilla (AP) recalcó que las recientes acciones y omisiones de los poderes Ejecutivo, Judicial, Electoral y Ciudadano apuntan en una dirección contraria al espíritu de la Constitución de 1999, aprobada por voto popular.

“Por primera vez corremos el enorme peligro de perder la conquista democrática que representa el sufragio. Con la confiscación del revocatorio y al negarnos escoger gobernadores el año pasado, este gobierno le usurpa al pueblo la soberanía y el voto. Es algo muy grave”, indicó.

Calzadilla sostuvo que mientras el 23 de enero de 1958 marcó el inicio de la consolidación de la democracia en Venezuela, el 23 de enero de 2017 corresponde iniciar su reconquista. “No es un problema de los partidos o de la Asamblea, sino de la sociedad que debe salir en toda Venezuela este 23 de enero a exigir el respeto a su derecho de decidir”.

Luis Aquiles Moreno (AD) calificó al CNE de “brazo del gobierno” que con su silencio explicita el miedo que tienen al veredicto popular. “Por eso hacemos un llamado a que, empinándonos en esos hombres que el 23 de enero del 58 lograron la libertad de Venezuela, salgamos en protesta pacífica a solicitar elecciones”.

Contra la desesperanza. Stalin González (UNT) instó a no dejarse ganar por el desánimo. “Este 23 de enero debemos exigir que se convoquen las elecciones y que cese el secuestro del voto. El gobierno quiere sembrar desesperanza, pero tenemos que seguir luchando. Al aferrarse al poder sin pueblo y solo con el respaldo de la Fuerza Armada el gobierno evidencia que está en su última etapa”, señaló.

Luis Florido (VP) cree que el acento de la jornada debe estar en la gente. “Los ciudadanos tenemos que entender que somos dueños del destino de Venezuela. Tenemos que dejar de ser managers de tribuna, pasar de la indignación a la acción, convertirnos en actores del cambio, no dejar todo en manos de los diputados. La libertad no nos va a llover, hay que conquistarla”.

Mariela Magallanes (Causa R) llamó a los venezolanos a no desistir: “La de este 23 de enero no es cualquier marcha, porque con ella vamos a pararnos frente a una cúpula corrupta que quiere mantenerse en el poder robándonos nuestro derecho de elegir. Y ante eso no nos podemos rendir”.

Motivos para participar

Entre 1999 y 2016, con mayor o menor convocatoria y con diferentes motivaciones, la oposición conmemoró el 23 de Enero, a excepción del año 2000, en medio de los estragos del deslave de Vargas. El chavismo, por su parte, comenzó minimizando la fecha los primeros tres años, para luego aprovecharla para demostrar su respaldo popular. Destacan especialmente las movilizaciones de ambos sectores en 2002 por su gran participación.

La oposición ha marchado por democracia, paz y libertad (2002); contra la suspensión del revocatorio (2003); por el respeto al Reafirmazo (2004); contra la persecución (2005); por un CNE imparcial (2006); por los presos políticos (2008); contra la reelección presidencial (2009), y contra la inseguridad (2010). Entre 2011 y 2016 sus actos por el 23 de Enero fueron más propositivos, en espacios cerrados y apuntando a la formación de la unidad. Aunque en 2015 marcharon con la consigna “voto y calle”.

El gobierno, por su parte, ha marchado en apoyo a la Constitución (2003); en defensa del CNE (2004); por la soberanía (2005); para relanzar el Polo Patriótico (2011); en apoyo a Chávez enfermo (2013); en honor de las víctimas de la oligarquía (2015), y para instalar el congreso de la patria (2016).

Al Panteón

El oficialismo también se movilizará mañana tanto en Caracas como en el interior del país. En la capital está prevista una marcha a partir de las 10:00 am desde el Cementerio General del Sur hasta el Panteón Nacional, con una parada en la Asamblea Nacional, para trasladar los restos del luchador social y periodista Fabricio Ojeda.

El 18 de enero pasado se creó, mediante Decreto 2677, la Comisión Presidencial para Homenajear a Fabricio Ojeda. Sin embargo, el texto no hace referencia a la exaltación de Ojeda al Panteón.

El artículo 187, numeral 15, de la Constitución señala que corresponde a la Asamblea Nacional “acordar los honores del Panteón Nacional a venezolanos ilustres que hayan prestado servicios eminentes a la República”.

En la plenaria de la AN del jueves pasado, Luis Emilio Rondón (UNT) denunció una inminente nueva violación de la carta magna, de concretarse dicho anuncio: “Yo no cuestiono los méritos de Fabricio Ojeda para recibir este honor, pero la Constitución dice que es atribución de la AN aprobarlo. El presidente puede dirigirse a esta cámara con esa propuesta, que sería sometida a debate y a votación”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here