Inicio AFP-Deportes Rafa Nadal mantiene en Madrid su marcha triunfal en tierra

Rafa Nadal mantiene en Madrid su marcha triunfal en tierra

21
0
Compartir

El español Rafa Nadal ganó el Masters 1000 de Madrid al imponerse este domingo en la final al austriaco Dominique Thiem por 7-6 (10/8) y 6-4, manteniéndose invicto esta temporada en tierra batida.

Nadal logró con su victoria su tercer trofeo consecutivo sobre polvo de ladrillo tras conseguir sus décimos Montecarlo y Barcelona.

En la capital catalana se habían enfrentado por última vez Thiem y Nadal hace dos semanas, aunque en esa ocasión, el español logró imponerse más fácilmente al austriaco con un 6-4, 6-1.

En cambio, este domingo el español tuvo que emplearse a fondo para llevarse su quinto Masters 1000 madrileño, tras los que había ganado en 2005, 2012, 2013 y 2014.

Bajo presión

“He jugado mejor que en Barcelona y fue más ajustado”, pero “jugaba contra el mejor de la historia en tierra batida”, dijo Thiem tras su derrota.

“Ha sido un partido emocionante”, afirmó Nadal a pie de pista, reconociendo que “estaba un poquito nervioso, me costaba mover la pelota”.

“Jugué bajo presión bastante tiempo, hacia el final del primer set, el partido ha sido más lógico, me he serenado, si bien es cierto que al final del primer set podía pasar cualquier cosa”, añadió.

“Sabía que el comienzo del segundo era importante, he hecho un break al principio y eso ha sido bueno” para el resto de la manga, afirmó Nadal, que igualó la marca de 30 Masters 1000 de Novak Djokovic, al que Nadal había superado en semifinales el sábado.

Le costó al mallorquín entrar en el partido en los primeros minutos, varios errores e imprecisiones permitieron a Thiem romperle el servicio en el tercer juego para ponerse 2-1.

El español devolvería la rotura en el sexto juego para poner las cosas en su sitio, pero con 5-4 en el marcador a su favor el manacorí desperdició tres bolas de break, que le hubieran permitido llevarse el set.

La igualada se mantuvo entonces en el marcador llevando la manga al tie break, donde Nadal sufrió ante la potencia del austriaco para ganar 10-8 en la muerte súbita y llevarse el set.

Mirando a Roland Garros

En la segunda manga, Nadal dio un acelerón a su juego, comenzó rompiendo el servicio de su contrincante y consolidó su saque 2-0.

Después de eso, le bastó al manacorí con mantener su saque para plantarse con un 5-3 a favor.

En el noveno juego, Nadal desperdició dos bolas de break, que hubieran supuesto el partido, teniendo que esperar al siguiente para llevarse el título con su servicio.

Tras esta victoria, Nadal mira ahora a Roma y más allá a Roland Garros, donde logró su último gran trofeo en 2014 y para el que se perfila como el principal favorito, como reconocía el propio Djokovic, a juzgar por su comienzo de temporada sobre el polvo de ladrillo.

Entre los grandes, Roger Federer todavía no ha jugado en tierra batida y no tiene claro si estará en París, mientras que Andy Murray, que cayó en octavos en Madrid ante el joven Borna Coric, sigue buscando sus sensaciones sobre esta superficie.

Tampoco Djokovic atraviesa su mejor momento, a la búsqueda de nuevo entrenador, por lo que todo apunta a permitir la vuelta del mejor Nadal.

El español concedió que jugar en Roma el pasado año “fue un error” por lo que supuso después en su lesión de muñeca, que marcó su temporada, pero este domingo afirmó que “la situación es muy diferente”.

“Físicamente me siento bien (…) estoy con ilusión, lo lógico es ir a Roma, dar el máximo allí y luego tengo unos días para descansar” antes de acudir a París, dijo.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here