Inicio En Miami Policía de Miami Beach casi mata a un hombre por no usar...

Policía de Miami Beach casi mata a un hombre por no usar cinturón de seguridad

36
0
Compartir

En un minuto un hombre conducía en Ocean Drive, y al siguiente, un oficial de policía estaba golpeando su ventana y le gritaba. Los oficiales lo arrastraron fuera del coche, lo golpearon, lo sometieron en el suelo y lo sacudieron con dos armas aturdidoras.

Lo hirieron tan mal que terminó el sábado en el Centro Médico Mount Sinai. Su coche estaba en manos de Tremont y Beach Towing, una compañía que cobra un promedio de $ 245 por remolque y continúa cobrando diariamente por mantener el auto.

Según el formulario del arresto, todo comenzó porque Williams no llevaba el cinturón de seguridad. Un agente de policía de Miami Beach que condujo en detalle la aplicación de tráfico dijo que vio a Pierre Phelan Williams en un Toyota Solar color verde bosque que viajaba hacia el norte en Ocean Drive.

Williams, de 38 años, conducía con la suficiente lentitud como para que un oficial de policía uniformado se acercara al coche y le alumbrara con la linterna. Un testigo dijo que Williams estaba sentado en su coche, cuando el oficial comenzó a gritar órdenes, y golpeó su ventana con una linterna y su mano.

El formulario de la detención dijo que el oficial golpeó el cristal con su palma izquierda “con fuerza”, mientras otros oficiales se acercaban a Williams desde el lado del conductor del coche. Un testigo dijo que cuando Williams se detuvo, los oficiales se apresuraron a sacarlo del auto. Uno de los oficiales se metió en el coche para cambiar de marcha, mientras que otro alcanzó a apagar el vehículo.

Los oficiales de policía informaron que Williams se preparó y tensó su cuerpo para alejarse de ellos e intentó alcanzar algo en la consola central con su mano derecha. También informaron que Williams golpeó a un oficial en su barbilla y su pecho superior durante una lucha.

“El oficial Fernández, entonces, con las manos abiertas golpeó a Williams en el lado derecho de su cara”, dijo el formulario de arresto. Los oficiales agregaron, Fernández también “usó las manos abiertas como distracción en la cara al lado derecho de Williams y con su codo derecho”.

Una vez que los agentes arrastraron a Williams fuera del coche, los testigos dijeron que los agentes rápidamente le obligaron a bajar al suelo en la Ninth Street y Ocean Drive. Una multitud se reunió a ambos lados de la vía principal, que atrae a turistas con icónicos hoteles Art Deco, bares y restaurantes cerca de la playa.

De acuerdo con el formulario del arresto dos policías desplegaron sus armas Taser. Uno le pegó a Williams en el abdomen y el torso en múltiples ocasiones “para tratar de que colaborara”, y el otro le pegó con la Taser en la parte inferior de la espalda hasta lograr “desplomara en el suelo por el dolor”.

Los oficiales dijeron que Williams estaba buscando algo en su cintura como si estuviera buscando un arma. Según se informa, el oficial dejó de disparar la pistola Taser cuando un colega gritó: “¡De acuerdo, detengan el Taser! ¡Él es bueno!”

Williams no tenía una pistola en el coche o en su cuerpo, de acuerdo con la forma del arresto. Cuando un par de turistas en South Beach vio cerrarse los ojos de Williams, dijeron que temían que los agentes de policía lo hubieran matado. Un video muestra a los policías que lo rodean y una las luces de las linternas de los policías en la cara de Williams.

El oficial Ernesto Rodríguez, portavoz del departamento, dijo más tarde en un correo electrónico que “no hubo disparos”.

Los paramédicos de Miami Beach Fire Rescue llevaron a Williams a un hospital cercano donde fue admitido para tratamiento médico. El Departamento de Policía de Miami Beach acusaba a Williams, quien vive en Miami Gardens, de resistirse a la detención después de que un oficial de policía intentó detenerlo varias veces por no usar el cinturón de seguridad.

Según la forma de arresto, los agentes de policía quieren acusar a Williams de maltratar a un oficial de policía y a un bombero, resistirse a un oficial con violencia, resistirse a otro oficial sin violencia y no obedecer a un oficial de policía y a un bombero.

Compartir
Artículo anteriorAlmagro: Pesidenta del CNE venezolano “sepulta” la democracia
Artículo siguienteArropado por su partido, Lula dice que no hay pruebas que justifiquen su detención
Magaly Guerrero
Jefe de Prensa de la alcaldía del municipio Cárdenas (mayo 2014 - mayo 2015) Productora del programa de televisión “César con la Gente” transmitido semanalmente por las televisoras regionales (junio 2011 - diciembre 2012, Jefe de la Oficina Regional de Información y Comunicación (ORIC) de la Gobernación del estado Táchira (enero 2009 - mayo 2011) Jefe de Prensa de la campaña de César Pérez Vivas a la Gobernación (noviembre 2007 - diciembre 2008) Jefe de Información del equipo fundador de La Prensa Diario de Lara (julio 2006 - octubre 2007) Productora y conductora del programa radial CONTRAFIGURA en la emisora 106.7 FM. Maturín, Edo. Monagas (septiembre 2005- julio 2006 ) Jefe de Información del Diario La Prensa de Monagas. (Enero - julio 2007) Gerente de Publicidad de la Corporación Venezolana de Entretenimientos. (Operadora de Lotería) (enero 2005 - enero 2006) Directora del Diario El Sol de Maturín, estado Monagas (mayo 1998-junio 2002) Jefe de Prensa de la Comisión Permanente del Ambiente y Ordenación del Territorio de la Cámara de Diputados. Congreso de la República. Caracas (enero 1995 - mayo 1998) Jefe de Prensa del Bloque Parlamentario de Los Andes, San Cristóbal, adscrito al Congreso de la República (Marzo - diciembre 1994) Redactora de la Fuente de educación y Cultura en el Diario de Los Andes, Edición Táchira, (como parte del equipo fundador) (julio 1992- junio de 1993)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here