Inicio AFP-LatinoamericaYA Piñera sólido al frente de las preferencias para elecciones en Chile

Piñera sólido al frente de las preferencias para elecciones en Chile

17
0
Compartir

El expresidente derechista Sebastián Piñera se encamina a paso firme a ceñirse otra vez la banda presidencial en Chile, donde encabeza sólidamente los sondeos, con 24% de las preferencias, a una distancia de más de 10 puntos de su más cercano contendor.

Los resultados de la más esperada encuesta política en Chile, la del Centro de Estudios Públicos (CEP), le otorgó a Piñera un cómodo primer lugar de la carrera presidencial para las elecciones de noviembre, con un alza de cuatro puntos porcentuales respecto del sondeo anterior de diciembre pasado.

Frente a la pregunta: “¿Quién le gustaría que fuera el próximo presidente de Chile?”, el multimillonario empresario superó con más de 10 puntos de diferencia a su más cercano contendor, el senador oficialista Alejandro Guilllier, quien concentra el 13% de las preferencias y va a la baja.

“Es una alza significativa”, dijo Ricardo González, coordinador del Área de Opinión Pública del CEP al entregar los resultados del esperado sondeo, que abarcó el periodo abril-mayo de 2017.

La periodista Beatriz Sánchez -la apuesta del conglomerado de izquierda radical Frente Amplio- obtuvo el 4,8% de las preferencias.

Sánchez, con una dilatada trayectoria en radio, irrumpió en la carrera presidencial en marzo pasado, a la cabeza de una coalición de pequeñas agrupaciones con un discurso antiélite y cuyas principales caras son los líderes de las manifestaciones estudiantiles de 2011.

Otras encuestas, como Adimark, le dan a Sánchez un 11% de las preferencias.

Mayor crecimiento y seguridad

Con una fortuna de 2.700 millones de dólares, de acuerdo a la revista Forbes, Piñera aspira a un segundo mandato tras un primer gobierno que debutó en 2010, cuando rompió la hegemonía que por más de dos décadas mantuvo la centroizquierda chilena tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Con varias acusaciones a cuestas sobre el manejo de su enorme fortuna y la real separación de los negocios y la política, la campaña de Piñera parece, sin embargo, no verse mayormente afectado y transita cómodamente hacia la victoria en noviembre.

La imagen de seguridad que da el empresario en un periodo de desaceleración económica, junto a la impopularidad del gobierno de la socialista Michelle Bachelet, empujan a Piñera más allá de cualquier cuestionamiento, de acuerdo a analistas.

“Los ciudadanos están reclamando mayor crecimiento económico y no les importa mucho si esa persona que les da mayor crecimiento es corrupta o no, o si tiene problemas con el manejo de su fortuna”, dice a la AFP Mauricio Morales, académico de la Universidad de Talca.

Para hacer frente a las acusaciones, el expresidente anunció que delegará la administración de su cuantioso patrimonio personal y de las sociedades en las que participa tanto en Chile y como en el extranjero, al igual que su esposa, mientras que sus hijos se comprometieron a suscribir fideicomisos ciegos para sus inversiones en Chile.

Piñera resolvió exceder la normativa legal e incluir sus inversiones en el extranjero en estas acciones, tras una investigación que reveló la inversión que realizó una de sus empresas en Perú, durante su anterior mandato. La indagatoria abierta es por “negociación incompatible, apropiación indebida y uso de información privilegiada”.

El caos que se vive en la coalición oficialista beneficia también a Piñera, luego de que esta unión de fuerzas políticas resolvió ir con dos candidatos a la elección de noviembre, el senador Guillier y la presidenta de la Democracia Cristiana Carolina Goic.

“Lo que están buscando los electores es mayor certidumbre y seguridad y eso lo está entregando Piñera y su equipo, que ya comenzó a preparar su futuro gobierno mientras los otros candidatos están recién en una estrategia de posicionamiento”, agregó Morales.

Antes de los comicios generales del 19 de noviembre, Piñera se medirá en unas elecciones primarias internas el próximo 2 de julio con otros dos candidatos de su alianza de derecha, el diputado Felipe Kast y el senador José Manuel Ossandón, ambos con escasísimas posibilidades.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here