Inicio Internacional Luego de tres meses de protestas, así empeoran las cosas en Venezuela

Luego de tres meses de protestas, así empeoran las cosas en Venezuela

63
0
Compartir
Imagen de una calle bloqueada en Caracas en el marco de las protestas contra el presidente venezolano Nicolás Maduro el 28 de junio de 2017

La represión se agudiza y aumentan las denuncias de torturas físicas y psicológicas que incluyen violencia sexual a los detenidos. Más de 80 venezolanos han muerto durante los tres meses de protestas.

Los militares agreden al Parlamento y humillan la investidura del presidente de la Asamblea Nacional con el visto bueno de la Presidencia. Entretanto, el máximo tribunal busca la cabeza de la fiscal general que intenta hacer su trabajo e investiga violación de Derechos Humanos.

Cuando se creía que no podía escalar más el conflicto en Venezuela, los hechos muestran que sí. El gobierno sigue adelante con su propuesta de Asamblea Nacional Constituyente sin consultar a la población, mientras la fiscal general intenta detenerla sin resultados.

AFP PHOTO / Juan BARRETO

Durante más de 90 días los venezolanos en contra del gobierno de Nicolás Maduro protagonizan protestas pacíficas que suelen terminar en enfrentamientos de piedras y escudos improvisados contra una fuerte represión policial.

¿Qué piden?

Elecciones generales, cese de la represión, liberación de presos políticos y la activación de un canal humanitario que permita el ingreso de medicinas, insumos médicos y alimentos.

Organismos como el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Amnistía Internacional y el Foro Penal Venezolano (FPV) -que se encarga de defender gratuitamente a los detenidos y revelar violaciones de derechos- han advertido el deterioro del Estado de Derecho. “Ha recrudecido la represión y la violación de derechos en estos tres meses de protesta, hay desaparición forzada de persona y denuncias de tortura que se han empeorado en estos últimos tres meses”, opina Alfredo Romero, director del FPV.

Por estas razones, las cosas están peor que cuando comenzaron las manifestaciones luego del 29 de marzo de 2017 cuando el máximo tribunal asestó un golpe institucional contra el Parlamento.

Más de 80 muertos en tres meses de protesta

El Ministerio Público reseña más de 80 muertos desde que iniciaron las protestas en Venezuela. No obstante, la cifra extraoficial que maneja el equipo investigador del portal Runrun.es registra 96 porque incluye a un grupo de electrocutados en circunstancias no esclarecidas en medio de saqueos en Caracas.

De esa cantidad, 33 de ellos “fueron asesinados por funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado o por colectivos (grupos armados, motorizados, que defienden al gobierno) mientras participaban en las protestas”. Otros eran transeúntes que se movilizaban en las adyacencias o se encontraban en las zonas donde ocurrían los conflictos, pero no participaban en ellos.

De esa treintena de víctimas mortales todos eran hombres con edades comprendidas entre 17 y 35 años. En su mayoría jóvenes próximos a entrar a la universidad, estudiantes universitarios y algunos recién graduados. También se determinó que en 13 ocasiones, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y oficiales de los cuerpos de Policía Estatal de Anzoátegui, Bolívar, Táchira y Carabobo -controladas por gobernaciones oficialistas- fueron responsables de las muertes.

Tortura y abuso sexual

El muchacho trata de huir pero un enjambre de motos y uniformados lo rodea e intenta montarlo para llevarlo preso. Él se resiste y comienza una lucha que va sumando policías a la escena. De pronto uno de ellos le clava la rueda delantera de su motocicleta en el cuerpo. Luego se ve cómo lo arrastran por el pavimento desde otra moto. La gente suele grabar con sus teléfonos celulares desde edificios y zonas contiguas, gritan insultos, lloran y lo muestran al mundo en redes sociales.

“Gritaba y lloraba, tenía tanto miedo que me oriné”, dijo Carmen Ángel, una víctima de la represión a una reportera de la BBC. Ella protestaba en Barinas, a unas siete horas de la capital donde también han salido a manifestar, como en otras ciudades del país. Tiene los dedos rotos y una sutura en la cabeza. Está libre, no como otros.

Otro grupo de jóvenes estudiantes, identificados con el nombre y logo de la reconocida Universidad Simón Bolívar (USB) de Caracas son apretujados dentro de un camión sin ventanas, en medio de una nube de gas lacrímógeno que no los deja respirar bien. El guardia cierra la puerta y la imagen de los ojos de uno de los estudiantes aterrados recorre las redes y se suma a la documentación de violaciones sistemáticas de derechos.

Otra práctica de las fuerzas represoras es el disparo a quemarropa de escopetas de perdigones, que al impactar directamente en el cuerpo de los manifestantes causan heridas mortales. Los testimonios detallan las patadas, el quiebre de costillas, golpes con cascos en la cabeza y, cada vez con mayor frecuencia, violencia sexual especialmente contra mujeres. Alfredo Romero, director del Foro Penal Venezolano, lo certifica y considera que cada vez se reportan más casos que revelan una ruptura del Estado de derecho en Venezuela.

Según cálculos de Tamara Suju, defensora de Derechos Humanos y directora ejecutiva del Centro de Estudios para America Latina CASLA, con sede en República Checa, 70% de esas violaciones son de índole sexual. Los casos incluyen penetración anal con objetos como tubos o armas de fuego, revisión y toqueteo de partes íntimas y amenazas de agresiones durante el tiempo de reclusión.

“Descargas eléctricas en todas partes del cuerpo sobre todo en la cabeza y genitales”, acuñó Suju, quien documentó y llevó el caso de Venezuela a la Corte Penal Internacional.

Maltrato a los presos políticos

El dinámico ciclo de detenciones y liberaciones ha hecho que las organizaciones puedan manejar cifras exactas. En Venezuela, el acceso a la información pública fue de las primera víctimas mortales del gobierno de Hugo Chávez y se mantiene con el de Maduro. No obstante, el Foro Penal actualiza que al 29 de junio de 2017 son más de mil las personas detenidas en las protestas. Advierten que 415 civiles han sido procesados en tribunales militares (cosa que ha sido rechazada por la propia Fiscal General, Luisa Ortega) y 245 están presos por orden de esos tribunales castrenses. El 20 de junio la fiscal Ortega declaró que eran 3,971 las personas procesadas.

El prisionero político venezolano más visible es el líder opositor Leopoldo López, director del partido Voluntad Popular, el más perseguido por el gobierno de Nicolás Maduro. Además de su reclusión en aislamiento, desde febrero de 2014, su familia denuncia la constante violación de sus derechos. Uno de ellos el de la visita familiar y su asistencia legal. Su esposa y activista Lilian Tintori denuncia nuevamente que van más de 25 días sin verlo y eso incluye que a través de una ventana, López le gritó “¡Me están torturando, denuncien!”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here