Inicio AFP-Deportes La Liga de Diamante celebra su final de Zúrich con sabor a...

La Liga de Diamante celebra su final de Zúrich con sabor a Mundial

19
0
Compartir

Un gran surtido de estrellas y mucho suspense en la mayoría de las disciplinas. Así encara la Liga de Diamante, que este jueves celebra en Zúrich (Suiza) su primera final, la recta final del torneo.

Tan solo once días después de que hayan concluido los Mundiales disputados en Londres, los mejores atletas del planeta se vuelven a dar cita.

Esta vez lo hacen para intentar llevarse los 50.000 dólares (43.868 euros) de premio que le espera a cada uno de los ganadores de las 32 pruebas (16 masculinas y 16 femeninas) de las finales de Zúrich y Bruselas (el 1 de septiembre).

La apuesta de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) para relanzar el interés por su circuito de élite ha sido poner en marcha este nuevo formato: un sistema de calificación de doce etapas en las que las dos últimas, Zúrich y Bruselas, hacen las veces de final.

A la cita suiza del jueves acuden 16 de los atletas que vencieron en los Mundiales. Entre ellos destaca el estadounidense Justin Gatlin, oro en los 100 m de Londres tras regresar al más alto nivel después de una sanción de cuatro años por dopaje (de 2006 a 2010).

Gatlin fue silbado por el público de Londres la misma noche que la leyenda jamaicana de la velocidad, Usain Bolt, se despedía de la disciplina con un bronce que supo a poco.

También llega bajo la sombra de la duda el británico y cuádruple campeón olímpico Mo Farah, sobre todo por las sospechas que pesan sobre su entrenador, el estadounidense de origen cubano Alberto Salazar, de incurrir en prácticas relacionadas con el dopaje.

Barshim, sin techo

El gran protagonista será, no obstante, el catarí Mutaz Essa Barshim, que en la reunión de Birmingham del pasado domingo voló hasta los 2,40 m, firmando el mejor salto del año.

Tras su proeza, el atleta de 26 años, que ostenta la segunda mejor marca de la historia (2,43), dijo “no fijarse ningún límite”. Quizá en Zúrich logre superar el récord mundial de 2,45 m que en 1993 consiguió la leyenda cubana Javier Sotomayor.

Otro de los platos fuertes será el duelo en los 200 m femeninos entre la doble campeona olímpica jamaicana Elaine Thompson y la holandesa Dafne Schippers, oro de la disciplina en Londres.

Tras firmar una sorprendente y discreta quinta plaza en los 100 m Mundiales, Thompson se rehizo con la victoria lograda en Birmingham en esta misma disciplina.

“No sé qué me ocurrió en Londres. Me decepcionó, pero ya forma parte del pasado y yo miro siempre al futuro, sin meterme presión. No tengo nada que demostrar”, apuntó la jamaicana.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here