Inicio Internacional ICE acusará a familiares de niños migrantes por tráfico humano

ICE acusará a familiares de niños migrantes por tráfico humano

64
0
Compartir

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) comenzará a imputar a familiares de niños inmigrantes traídos a Estados Unidos con cargos de tráfico humano.

“ICE tiene como objetivo interrumpir y desmantelar de extremo a extremo los caminos ilícitos utilizados por organizaciones criminales transnacionales y facilitadores de contrabando humano”, dijo la agencia en un correo electrónico.

Agregó que “estamos llevando a cabo una iniciativa de impulso centrada en la identificación y la detención de personas involucradas en operaciones de contrabando ilícito de seres humanos, para incluir a los patrocinadores que han pagado a las organizaciones criminales para introducir a los niños en Estados Unidos”, en referencia directa a las familias.

Los riesgos asociados con el contrabando de niños en los Estados Unidos representan una amenaza humanitaria constante”, agregó, y aseguró que “los patrocinadores que han puesto a los niños directamente en peligro al confiarlos a organizaciones criminales violentas serán responsables por su papel en estas conspiraciones”.

El gobierno de Trump dijo además que, de acuerdo con datos obtenidos de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos, “aproximadamente el 90% de todos los niños no acompañados que se encuentran en la frontera suroeste han sido entregados a un miembro de la familia que reside en Estados Unidos”.

Los registros y datos financieros de investigaciones llevadas a cabo “demuestran que los patrocinadores que reciben la custodia de estos niños han contratado los servicios de organizaciones criminales de contrabando humano para llevar a sus hijos a los Estados Unidos”, aseguró la agencia.

Esto confirma la advertencia lanzada en febrero por el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, John Kelly.

“Es triste que esta administración esté atacando a padres que solo han estado ofreciendo refugio a sus propios hijos”, dice Abel Núñez, director ejecutivo del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN). “El que este país no vea y no reconozca el peligro que corren estos niños, y ataque a sus padres y haga todo lo posible por condenarlos, no es aceptable, no cumple con los valores de este país”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here