Inicio Internacional Francia vota en legislativas con movimiento de Macron como favorito

Francia vota en legislativas con movimiento de Macron como favorito

14
0
Compartir

Los franceses votan este domingo bajo fuertes medidas de seguridad en la primera vuelta de las elecciones legislativas, con el movimiento del presidente Emmanuel Macron como claro favorito.

Los colegios electorales abrieron sus puertas a las 08H00 (06H00 GMT) en Francia metropolitana y cerrarán a las 18H00 GMT en las grandes ciudades.

Un mes después de que Macron, de 39 años, se convirtiera en el presidente más joven de la historia del país, más de 47 millones de franceses están llamados a las urnas para elegir a 577 diputados, entre 7.877 candidatos.

Al igual que en las elecciones presidenciales, 50.000 policías y gendarmes velarán por la seguridad de los votantes, en unos comicios que se celebran en un contexto de fuerte amenaza terrorista, tras una ola de atentados yihadistas que han dejado 239 muertos desde 2015.

El martes, las alarmas volvieron a dispararse cuando un hombre, que juró lealtad al grupo yihadista Estado Islámico, atacó con un martillo a un policía frente a la turística catedral de Notre Dame de París.

Los sondeos pronostican que el movimiento político de Macron, La República en Marcha (LREM), obtendría entre 370 a 400 diputados, según diferentes proyecciones, con los que superaría ampliamente la mayoría absoluta de 289 escaños.

Sin embargo, los analistas se muestran prudentes debido a que se prevé una baja participación, lo que genera incertidumbre sobre el desenlace final. La abstención podría alcanzar entre 49% y 60%, según las últimas encuestas, una cifra récord de los últimos 60 años.

Estos comicios son cruciales para el presidente centrista, que necesita una mayoría sólida para implementar sus ambiciosas reformas y sacar a Francia del estancamiento económico.

Partidos tradicionales en peligro

La victoria del partido de Macron confirmaría la erosión de los partidos tradicionales franceses, con la irrupción de una nueva generación de diputados que renovaría profundamente la Asamblea Nacional.

La República en Marcha ha presentado un total de 530 candidatos a las elecciones legislativas, de los cuales la gran mayoría procede de la sociedad civil, en cumplimiento de la renovación política que promueve Macron.

Cerca de la mitad son mujeres, en respeto de la paridad de género, y la edad promedio es de 48,5 años.

El déficit de notoriedad o la falta de experiencia de sus candidatos parece no afectar al joven movimiento político, que se beneficia de la imagen positiva del presidente que ha comenzado su mandato con el pie derecho en el ámbito doméstico e internacional.

“El efecto de las presidenciales” hace que las intenciones de voto a favor de los candidatos de LREM supere a menudo el resultado obtenido por Emmanuel Macron en la primera vuelta de las presidenciales, señala Frédéric Dabi, director adjunto de la encuestadora Ifop.

Por detrás, el partido conservador Los Republicanos, obtiene alrededor de 20% de intención de voto – entre 100 a 150 escaños – lo que lo convertiría en el segundo grupo parlamentario.

El Partido Socialista, en el poder desde 2012, podría volver a sufrir una dura derrota electoral, con menos de 10% de intención de voto. Hasta ahora, contaba con cerca de 300 diputados en el Parlamento, pero podría conservar apenas una décima parte.

El ultraderechista Frente Nacional de Marine Le Pen, que terminó segundo en las presidenciales, llega completamente desunido a los comicios legislativos. Espera lograr al menos 15 escaños, el mínimo para poder formar un grupo parlamentario.

El voto el pasado fin de semana de los franceses que viven en el extranjero fue un adelanto del triunfo anunciado del movimiento presidencial. LREM encabezó 10 de las 11 circunscripciones, incluyendo la de América del Sur y el Caribe.

La segunda vuelta de las elecciones legislativas se celebrará el próximo domingo.El revés en los comicios, la situación de hung parliament y todo lo que eso implica podría tener implicancias en la postura del Reino Unido en las negociaciones del Brexit: la primera ministra deberá abordarlas en posición de debilidad, si es que continúa en el cargo. Sin embargo, ella habló este mediodía como si no hubiera dudas: “Seguiremos con el mandato del Brexit y empezaremos las negociaciones en 10 días”, dijo.

Dadas las circunstancias, nadie sabe si el Reino Unido conseguirá dejar la UE en 2019 en forma ordenada y consensuada.

¿Qué supone el resultado de las elecciones británicas para las negociaciones por el Brexit?

¿Brexit duro o blando? El mensaje de los votantes británicos no es tan fácil de descifrar. Lo que está claro es que May no recibió el apoyo que esperaba para seguir con su dura línea negociadora sin realizar grandes concesiones a la UE.

Oficialmente, Bruselas había evitado pronunciarse antes de las elecciones. Pero muchos políticos del bloque esperaban que hubiera un resultado claro para que los mediadores tuvieran margen de acción a la hora de tomar decisiones complicadas. “Las negociaciones van a ser ahora muy tensas”, opinó hoy el eurodiputado conservador alemán Elmar Brok.

¿Qué actitud tiene la UE hacia May?

Bruselas veía a la conservadora como una pragmática, pero durante la campaña electoral aumentó la tensión. La UE se irritó después de que la primera ministra británica amenazara con hacer fracasar las negociaciones y abandonar el bloque sin acuerdo, algo que muchos eurodiputados consideran muy arriesgado.

¿Cuándo comienzan las negociaciones?

Estaba previsto que arrancaran el 19 de junio, pero el Reino Unido se enfrenta ahora a un complicado proceso de formación de gobierno, por lo que la fecha podría retrasarse. Los líderes de las instituciones europeas asumían hoy un posible retraso. “No sabemos cuándo comenzarán las conversaciones del Brexit, sabemos cuándo tienen que terminar. Hagan lo mejor para evitar un «no acuerdo» como resultado de unas «no negociaciones»”, tuiteó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. El tiempo corre y el plazo para alcanzar un acuerdo de “divorcio” vence a fines de marzo de 2019.

¿Cuáles serán los primeros obstáculos?

La UE quiere zanjar tres temas especialmente complicados: garantías de que los 3,2 millones de ciudadanos europeos que residen en el Reino Unido podrán seguir viviendo allí y con los mismos derechos, una factura final de salida, que según cifras no oficiales podría alcanzar hasta los 100.000 millones de euros, y, en tercer lugar, la UE quiere evitar una frontera “reforzada” entre Irlanda, miembro del bloque, e Irlanda del Norte.

¿Qué quiere May?

La conservadora hizo del Brexit un tema principal de la campaña electoral, pero no dio detalles concretos. Por el momento está claro que ella también quiere acordar rápidamente los derechos que tendrán los ciudadanos de la UE en Reino Unido y los de los británicos en la UE. Sin embargo, rechaza un pago final y quiere que se negocie un acuerdo de libre comercio desde el principio.

¿Qué probabilidades hay de que se alcance un acuerdo?

No se sabe -tras las elecciones- qué pasará con la postura del Reino Unido en las negociaciones con Bruselas por el Brexit. Todos se preguntan ahora si May podrá formar un gobierno que pueda defender con firmeza sus intereses en la mesa de negociaciones o si dependerá de socios que tengan una postura más flexible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here