Inicio En Miami Fort Lauderdale quiere de nuevo prohibir alimentar a los desamparados

Fort Lauderdale quiere de nuevo prohibir alimentar a los desamparados

16
0
Compartir

Hace tres años, cuando la Ciudad de Fort Lauderdale aprobó una serie de leyes extremadamente restrictivas que básicamente prohibían alimentar a las personas sin hogar en público, detuvieron a un anciano de 90 años por dar comida a los pobres y fueron abatidos por un juez en uno De los mayores fiascos de relaciones públicas en la historia de la Florida.

Nuevamente Fort Lauderdale quiere repetir ese episodio nacionalmente vergonzoso. Después de que la llamada ley del odio a los desamparados de la ciudad fuera ridiculizada a nivel nacional por ser rencorosa y mezquina, la comisión de la ciudad considerará aprobar una versión enmendada de esa misma ley en su reunión de este martes por la noche.

En un memo a la comisión, el Gerente Municipal Lee Feldman escribió que la nueva versipon fue supuestamente escrita en nombre de salvaguardar “la salud, la seguridad, la moral y el bienestar general de los residentes y visitantes de la Ciudad de Fort Lauderdale, así como con el fin de proteger la libertad de expresión, reunión y asociación de los individuos”.

El alcalde Jack Seiler no respondió inmediatamente a un correo electrónico y una llamada telefónica a su oficina, así como otros funcionarios municipales que fueron contactados por el Miami News Time.

Pero los grupos que alimentan a las personas sin hogar en la ciudad, como Food Not Bombs, ya han advertido que la ley es poco más que una nueva versión de la ley anterior de “prohibición de compartir”. Debido a demandas pendientes, la “prohibición de compartir” de 2014 original no está siendo aplicada. (Un representante de Food Not Bombs declinó hablar con New Times debido a los litigios en curso con la ciudad).

La nueva ordenanza viene dos meses después de que la ciudad se reportara al Departamento de Salud de la Florida para justificar la demolición de un campamento sin hogar en Stranahan Park. (La ciudad reclamó que el parque estaba infestado de ratas, lo cual podría o no haber sido cierto, pero la queja provenía de uno de los propios empleados de la ciudad). Después de que los residentes sin hogar perdieran computadoras portátiles, certificados de nacimiento, pasaportes y otras pertenencias vitales durante la incursión, la Unión Americana de Libertades Civiles demandó a la ciudad. Ese pleito sigue abierto, y la ciudad aún no ha respondido a la demanda legal.

Sin embargo, una demanda de la ACLU no ha impedido que la ciudad amenace continuamente con confiscar las pertenencias de las personas desplazadas y aparentemente lanzar una versión completamente nueva de la tan prohibida restricción de compartir alimentos.

La ley original de 2014 prohibía los eventos de distribución de alimentos que se encontraban a menos de 500 pies de las propiedades residenciales, prohibía que más de un evento compartido tuviera lugar en una cuadra de la ciudad, forzando a los grupos que hacían los eventos a calentar los alimentos a temperaturas específicas y prohibian regalar alimentos sin tener baños, instalaciones de lavado de manos y botes de basura para las personas sin hogar.

Las reglas propuestas son casi idénticas a las originales, aunque un poco menos severas: La nueva ordenanza no obliga a las instalaciones de baño y lavado de manos y técnicamente no establece las pautas de temperatura para los preparadores de alimentos. Sin embargo, la nueva norma incluye una disposición que obliga a los grupos caritativos a “tener un almacenamiento adecuado de alimentos desde el momento de la preparación hasta el momento del servicio”.

Lo más notable es que la nueva versión, al igual que la original, estipula que si los grupos quieren compartir alimentos al aire libre, deben obtener el consentimiento por escrito de quien posee la propiedad donde tendrá lugar la distribución de alimentos. En Fort Lauderdale, la mayoría de los eventos de intercambio se llevan a cabo en terrenos de la ciudad: si se aprueba, la ordenanza obligaría a las organizaciones benéficas a obtener la aprobación por escrito de los funcionarios de la ciudad antes de ofrecer a los miembros más oprimidos de la sociedad una bandeja de alimentos.

La regla original fue propuesta junto con retazos de otras leyes diseñadas para criminalizar el acto de estar sin hogar. Las leyes prohiben colocar bolsas en el suelo, dormir en público, y otros actos que son simplemente inevitables si usted no tiene un techo bajo el cual dormir.

La prohibición original se aprobó en una reunión de la comisión de la ciudad el 21 de octubre de 2014, donde decenas de manifestantes le preguntaron al alcalde Seiler y los comisionados cómo ellos podrían vivir con ellos mismos.

“Hey, Jack, ¿qué dices? ¿Cuántas personas sin hogar se murieron de hambre hoy?” Indicaron los manifestantes, según el Sun Sentinel.

Pero el proyecto de ley también tenía una poderosa fuerza del sur de la Florida poniendo su pulgar en la escala: Ron Book, uno de los grupos de presión más poderosos del gobierno en el estado. Book ha dirigido el Homeless Trust del Condado Miami-Dade desde el 2004 y cree en financiar servicios sociales para las personas sin hogar, tales como refugios y programas de tratamiento de drogas, pero Book también argumenta que los gobiernos locales deberían hacer la vida cotidiana de las personas sin hogar lo más difícil posible para animarlos a encontrar una vivienda permanente. (En 2015, Book luchó contra una medida de Miami-Dade para proporcionar esteras para los desamparados, afirmó que las esteras desalentarían a las personas desplazadas de buscar ayuda y también luchó contra un plan para baños al aire libre en el centro de Miami).

En la reunión de la comisión de Fort Lauderdale en 2014, Book elogió a los comisionados por ayudar de alguna manera a las personas sin hogar al hacerles más difícil encontrar comida.

“Alimentar a la gente en las calles es sancionar la falta de hogar”, dijo Book, según el Sun Sentinel. “Lo que desalienta la alimentación de la gente en las calles es algo positivo”.

Pero un mes después de que la prohibición pasara, Arnold Abbott, un defensor de 90 años de edad para los desamparados, celebró un evento no autorizado de compartir alimentos en la ciudad. En lugar de ahuyentar a Abbott o simplemente darle un pase, la policía de Fort Lauderdale lo arrestó en una de los peores errores de la policía en la historia del estado.

Un juez entonces impuso una prohibición temporal a la ordenanza, que se mantuvo hasta que varios grupos, incluyendo Food Not Bombs, demandaron a la ciudad para derogar la ley. La demanda de Food Not Bombs está en curso en el Tercer Tribunal de Apelaciones del Distrito; La ciudad no puede hacer cumplir la prohibición original hasta que las demandas terminen.

Mientras tanto, la ciudad sigue molestando a los residentes sin hogar en Stranahan Park. La ciudad proporciona vivienda para algunos residentes sin hogar, pero afirma que los que viven en Stranahan rutinariamente se niegan a ayudar. Los residentes del parque, sin embargo, dicen que no están molestando a nadie y simplemente afirman que el parque es uno de los únicos lugares en la ciudad donde pueden dormir sin invadir la propiedad privada.

Compartir
Artículo anteriorACLU de Florida demanda para frenar base de datos de votantes propuesta por Trump
Artículo siguienteCorrupción en Argentina: Procesan a un exministro clave de los Kirchner
Magaly Guerrero
Jefe de Prensa de la alcaldía del municipio Cárdenas (mayo 2014 - mayo 2015) Productora del programa de televisión “César con la Gente” transmitido semanalmente por las televisoras regionales (junio 2011 - diciembre 2012, Jefe de la Oficina Regional de Información y Comunicación (ORIC) de la Gobernación del estado Táchira (enero 2009 - mayo 2011) Jefe de Prensa de la campaña de César Pérez Vivas a la Gobernación (noviembre 2007 - diciembre 2008) Jefe de Información del equipo fundador de La Prensa Diario de Lara (julio 2006 - octubre 2007) Productora y conductora del programa radial CONTRAFIGURA en la emisora 106.7 FM. Maturín, Edo. Monagas (septiembre 2005- julio 2006 ) Jefe de Información del Diario La Prensa de Monagas. (Enero - julio 2007) Gerente de Publicidad de la Corporación Venezolana de Entretenimientos. (Operadora de Lotería) (enero 2005 - enero 2006) Directora del Diario El Sol de Maturín, estado Monagas (mayo 1998-junio 2002) Jefe de Prensa de la Comisión Permanente del Ambiente y Ordenación del Territorio de la Cámara de Diputados. Congreso de la República. Caracas (enero 1995 - mayo 1998) Jefe de Prensa del Bloque Parlamentario de Los Andes, San Cristóbal, adscrito al Congreso de la República (Marzo - diciembre 1994) Redactora de la Fuente de educación y Cultura en el Diario de Los Andes, Edición Táchira, (como parte del equipo fundador) (julio 1992- junio de 1993)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here