Inicio AFP-LatinoamericaYA Exguerrilleros en política, un gran desafío para Colombia, según jefe negociador

Exguerrilleros en política, un gran desafío para Colombia, según jefe negociador

31
0
Compartir

La entrada en la política de guerrilleros de las FARC es uno de los mayores desafíos del proceso de paz en Colombia, dijo el jefe negociador del gobierno con la guerrilla, Humberto de la Calle, en la sede de la ONU.

En momentos de tensión en torno al acuerdo de paz tras un fallo de la Corte Constitucional que abre la puerta a su modificación legislativa, De la Calle confió en que a largo plazo el proceso que puso fin al conflicto armado más antiguo de Latinoamérica triunfará.

La ratificación legislativa del histórico acuerdo el 30 de noviembre -tras su rechazo en un plebiscito poco menos de dos meses antes- estableció que los rebeldes depondrán las armas, reconocerán a las víctimas y se convertirán en partido político.

En unos 20 días se prevé que los últimos guerrilleros concluyan el proceso de dejación de armas, supervisado por la ONU, para reincorporarse a la vida civil.

“Esto es irreversible”

Pero aún persisten enormes desafíos como “la justicia y la participación en la vida política de algunos miembros” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), advirtió De la Calle al cabo de una charla con embajadores ante la ONU en la que relató su experiencia como jefe negociador del gobierno de Juan Manuel Santos.

“Algunos colombianos se oponen pero yo francamente creo que (…) en la medida en que el proceso siga su curso y se obtengan cada vez más decisiones que muestren que esto es irreversible, creo que los colombianos irán en un camino de entender cada vez más las posibilidades de una paz firme. El propósito de un proceso como éste es ése, que (los guerrilleros) dejen las armas e ingresen en la política. Ése es el camino que debemos seguir”, aseveró.

“Yo siento, yo espero, yo creo que el proceso está avanzando. Cada día avanzamos en la dirección correcta y al final (…) los colombianos darán más apoyo” al proceso, dijo De la Calle.

El conflicto armado colombiano, del que también han participado otras guerrillas, paramilitares y agentes estatales, ha dejado al menos 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

“Este es el buen camino”

El exvicepresidente de Colombia también pidió a los embajadores un apoyo continuo de la comunidad internacional al proceso de paz.

“Precisamos que la comunidad internacional venga a Colombia y transmita el mensaje: Están haciéndolo bien, Este es el buen camino hacia el futuro”, indicó.

“El clima internacional es muy importante para nosotros. Precisamos vuestra voz, en Colombia, al pueblo colombiano, diciendo que van a continuar apoyándonos”, añadió.

De la Calle explicó que el apoyo de la comunidad internacional entre otras cosas “ayuda a los colombianos a comprender situaciones que son nuevas, por ejemplo en el tema de justicia, la naturaleza de las sanciones, por qué mirar primero a las víctimas. Todo eso en la medida en que nos llegue desde afuera convence más a los colombianos y mantiene la posibilidad de una paz firme”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here