Inicio economia Empiezan las negociaciones del Brexit: ¿cuáles son las opciones para Reino Unido?

Empiezan las negociaciones del Brexit: ¿cuáles son las opciones para Reino Unido?

30
0
Compartir

Casi un año después del referendo que sorprendió al mundo, llegó el momento de que Reino Unido y la Unión Europea (UE) den comienzo a las negociaciones del Brexit.

Las conversaciones llegan en un momento delicado para la primera ministra británica, Theresa May, quien pensaba reforzar su dura posición ante Bruselas ampliando su mayoría parlamentaria en las elecciones del 8 de junio pero, en su lugar, vio cómo su apoyo se reducía.

Los resultados de los comicios han servido para que aquellos más favorables a mantener una relación cercana con la UE pidan que May suavice su postura. Pero el gobierno asegura que no va a haber un cambio de rumbo.

BBC Mundo presenta una guía de lo que está en juego en estas negociaciones, que tienen que finalizar en un periodo de dos años.

¿”Brexit duro” o “Brexit blando”?

A pesar de lo presentes que están en el debate público, no existe en realidad una definición estricta de ninguno de los dos y pueden significar cosas distintas para gente diferente.

Pero en general estos términos hacen referencia a cuán cercana será la relación de Reino Unido con la Unión Europea después del Brexit.

Así que de un lado, un Brexit “duro” (o “limpio”) podría implicar que Reino Unido salga sin que haya un acuerdo vigente con la UE.

Esto podría significar que no haya un acuerdo en asuntos como el libre movimiento de personas, la salida de Reino Unido del mercado único de la Unión Europea o que Reino Unido tenga que comerciar con la UE como si fuera cualquier otro país no europeo, según las normas de la Organización Mundial de Comercio.

En este contexto, al menos en el corto plazo antes de que se firme un acuerdo comercial, Reino Unido y la Unión Europea probablemente se aplicarían mutuamente aranceles y otras restricciones comerciales.

Un Brexit “blando”, por otro lado, implicaría mantener vínculos cercanos con la UE, quizás a través de algún tipo de membresía del mercado único europeo, a cambio de que Reino Unido acepte un cierto grado de libre movimiento de personas europeas en su territorio.

La primera ministra, Theresa May, ha dicho que espera conseguir un acuerdo que sea bueno para ambas partes, pero no ha descartado salirse de la UE sin que haya ningún acuerdo.

El comercio de Reino Unido con la UE

El gobierno dice que no quiere un acuerdo “hecho a medida”. Como miembro de la UE, Reino Unido forma parte de su mercado único, lo que permite el comercio sin aranceles entre sus miembros.

Pero, ¿qué pasará cuando salga?, otros países ya tienen su propios acuerdos con la UE y esto podría darnos una idea de qué puede pasar en el caso de Reino Unido.

Noruega, que no pertenece a la UE, tiene acceso completo al mercado único, pero está obligada a hacer contribuciones financieras y a aceptar la mayoría de leyes europeas.

Además, todos los ciudadanos europeos pueden mudarse a vivir y trabajar allí.

Otro ejemplo es Canadá, que ha acordado un nuevo tratado comercial que incluye acceso preferente al mercado único sin las obligaciones que tienen Noruega y Suiza, cuyo acceso al mercado europeo está basado en una serie de acuerdos bilaterales.

La primera ministra británica, Theresa May, dice que Reino Unido no aceptará el libre movimiento de personas y que saldrá del mercado único.

En su lugar, quiere llegar a un amplio acuerdo de libre comercio con la UE.

Y aunque el pacto posterior puede contener elementos de los mencionados, May ha enfatizado que Reino Unido no quiere un “acuerdo a medida”.

¿Acceder al mercado único o ser miembro?

Tener “acceso a” o ser “miembro de” en relación al mercado único se utilizan a veces de manera equivalente, pero en realidad significan cosas muy diferentes.

Todos los 28 países de la UE son miembros completos del mercado único, lo cual les permite comerciar entre ellos en base a las cuatro libertades de la UE: libre movimiento de bienes, servicios, capitales y personas.

El Área Económica Europea, por otro lado, es el nombre que recibe el mercado interno abierto que existe entre la UE y Noruega, Islandia y Liechtenstein.

Este acuerdo proporciona a estos tres países un acceso casi total al mercado único europeo. A cambio, están sujetos a obligaciones de la legislación europea en áreas relevantes, y tienen que aceptar el libre movimiento de personas.

Reino Unido ha afirmado que lo que quiere es una nueva relación comercial, que “puede contener elementos” del mercado único.

¿Qué pasa con la inmigración?

Una vez que salga de la UE, Reino Unido ya no estará sometido a las normas de libre movimiento que permiten a los ciudadanos trabajar en otros países, así que podrá establecer sus propias reglas de entrada.

El gobierno ha prometido reducir las cifras de inmigración, pero no está claro todavía cómo va a hacerlo. Durante la campaña del referendo, los partidarios de salir de la UE pidieron un sistema de puntos similar al que se usa en Australia.

Pero este modelo, que implica que las solicitudes se acepten o no en base a las cualificaciones del solicitante, ha sido rechazado por May, quien dice que no daría el suficiente control al gobierno.

Una alternativa es pedir a los migrantes que tengan un permiso de trabajo antes de ir a trabajar a Reino Unido y que, de esta forma, los distintos ministerios puedan priorizar determinados sectores.

Algunos medios han reportado la posibilidad de que la UE establezca un sistema de visas para los británicos similar al que existe en Estados Unidos.

Reino Unido quiere reemplazar el libre movimiento por un sistema “que permita controlar los números y animar a los más brillantes y mejores a que vengan a este país”.

¿Qué es una unión aduanera?

Una unión aduanera es un acuerdo entre países para no imponerse aranceles en el intercambio de bienes. También acuerdan imponer aranceles comunes externos sobre bienes de otros países fuera de la unión aduanera.

El establecimiento de aranceles comunes externos es lo que distingue una unión aduanera de una zona de libre comercio, en la que los miembros sí pueden establecer sus propios aranceles sobre bienes procedentes del resto del mundo.

Como miembro de la UE, Reino Unido es ahora parte de la unión aduanera, pero ser miembro de la UE no es necesario para poder formar parte de una unión aduanera con la UE.

Tras el Brexit, Reino Unido podría adoptar un modelo similar al de Turquía, que no es miembro de la UE pero comercia con la UE como parte de una unión aduanera.

Pero esto sería impopular en algunos lugares, ya que las uniones aduaneras limitan la libertad de sus miembros para establecer sus propios acuerdos comerciales.

¿Qué puede cambiar con las últimas elecciones?

Algunos analistas han sugerido que la nueva composición del parlamento británico tras las elecciones podría influir en la forma en que se desarrolla el Brexit.

En los comicios, la primera ministra conservadora Theresa May perdió la mayoría parlamentaria y necesita el apoyo de otros partidos para aprobar legislación.

¿Puede realmente Escocia evitar que Reino Unido abandone la Unión Europea?

El nuevo gobierno minoritario cuenta con el apoyo del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP).

El DUP es un firme defensor del Brexit, pero también quiere evitar una frontera “dura” entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, y priorizar el comercio con la UE.

Esto podría no ser posible en el escenario, contemplado por May, de que Reino Unido salga de la UE sin acuerdo final.

Por otro lado, después de que el Partido Conservador ganara 12 escaños en Escocia, la líder de la formación allí, Ruth Davidson, dijo que era el momento de “volver a mirar” el Brexit y buscar apoyos, asegurando que el libre comercio debería estar en el centro de un acuerdo.

Los activistas favorables a la UE afirman que ya no hay una mayoría parlamentaria a favor de un “Brexit duro”, pero si esto es o no así, o cuánta influencia tendrán los parlamentarios no está claro ahora mismo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here