Inicio AFP-LatinoamericaYA Empieza en Colombia la extracción de armas de las zonas de concentración...

Empieza en Colombia la extracción de armas de las zonas de concentración de las FARC

23
0
Compartir

La extracción de las armas de las zonas en Colombia donde están concentrados los excombatientes de la antigua guerrilla FARC, en pleno proceso de reincorporación a la vida civil, se inició este lunes, informaron el gobierno y la ONU.

“El día de hoy (lunes) es muy especial. Está saliendo el primer contenedor, el primer grupo o volumen de armas de las zonas veredales” donde se concentran cerca de 7.000 exguerrilleros, dijo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en un foro en Bogotá.

Naciones Unidas, encargada del desarme de los rebeldes, indicó en un comunicado que el proceso -que debe culminar el 15 de agosto- comenzó en la zona de Monterredondo, departamento del Cauca (suroeste).

En este lugar “ya fue extraída la totalidad del armamento”, cuya cantidad no fue precisada, agregó el boletín, que además sostuvo que “está en curso” el desplazamiento de las armas en la zona de Betania, departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

El Alto Comisionado para la Paz de la ONU, Sergio Jaramillo, dijo más temprano que el proceso de extracción cuenta con el apoyo de la fuerza pública colombiana.

“Con Naciones Unidas se ha hecho una programación para que en las próximas dos semanas se surta ese proceso, que es bien complejo porque es montar una logística grande para transportar todas esas armas, de cada una de las 26 zonas o puntos veredales, hasta un punto central en Bogotá”, explicó a Caracol Radio.

El funcionario aseguró el viernes que la extracción de las armas se realizaría de forma aérea y terrestre.

“Es ya el cierre definitivo del conflicto, entramos en estación de normalidad (…) Las FARC como organización militar ya no existen, todos sus hombres están en la vida civil”, explicó Jaramillo, quien este lunes dejó el cargo de Alto Comisionado para la Paz, que asumió en septiembre de 2012, para luego hacerse cargo de la embajada de Colombia en Bruselas.

Jaramillo fue uno de los negociadores del gobierno en los diálogos que se desarrollaron durante cuatro años en Cuba y que culminaron en noviembre pasado con la firma de un acuerdo con las marxistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que fuera la principal y más antigua guerrilla de América, para superar medio siglo de conflicto armado.

El pacto establece que el 1 de agosto se debía extraer el armamento de las 26 zonas donde se concentran los excombatientes. El viernes las partes ampliaron el plazo hasta el 15 de agosto.

Munición incinerada

La ONU dijo este lunes en otro mensaje a periodistas que “el total de las municiones y material inestable que estaba en los campamentos ya fue incinerado y destruido”.

El jefe de observadores internacionales de la misión de la ONU en Colombia, general Javier Pérez Aquino, dijo la semana anterior que hasta el miércoles pasado se habían incinerado 900.000 cartuchos en 25 de las 26 zonas.

Los excombatientes entregaron a finales de junio la totalidad de los fusiles -unos 7.132- y actualmente avanzan en su transición a la vida civil y en la creación de su movimiento político, que prevén lanzar el 1 de septiembre en Bogotá.

Además, Naciones Unidas informó la semana pasada que ha extraído armas, explosivos y municiones de 304 escondites de 779 identificados por las FARC. El proceso de extracción de las llamadas “caletas” debe culminar el 1 de septiembre, aunque la ONU ha reconocido demoras.

El armamento extraído se fundirá para construir tres monumentos: uno en Bogotá, otro en Cuba y el último en Nueva York, sede de la ONU.

En Colombia aún opera el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), con el que el Gobierno negocia el fin de un enfrentamiento armado que desde la década de 1960 ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, dejando 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here