Inicio AFP-LatinoamericaYA Colombia busca inversionista para rescate del galeón “San José” hundido en 1708

Colombia busca inversionista para rescate del galeón “San José” hundido en 1708

42
0
Compartir

Colombia busca un inversionista que asuma los costos del rescate del galeón “San José”, hundido por ingleses en 1708 en el mar Caribe cuando navegaba hacia España con un cuantioso tesoro, informó el miércoles el gobierno.

“¿Con qué recursos vamos a recuperar el galeón? Serán recursos que se obtienen a través de una figura que se denomina Asociación Publico Privada (APP), con lo que se adelantará la exploración, la intervención científica, la conservación y la divulgación de estos bienes culturales”, anunció el presidente Juan Manuel Santos en Cartagena, donde dio a conocer los avances de la investigación.

La APP es una modalidad mediante la cual “toda la inversión está a cargo del inversionista”, explicó a su vez la ministra de Cultura, Mariana Garcés.

“San José”, cargado con riquezas provenientes del Virreinato de Perú, fue derribado por un cañonazo inglés el 8 de junio de 1708 frente a las costas caribeñas de Cartagena de Indias y se hundió con sus 600 ocupantes.

El próximo 14 de julio se realizará en dicha ciudad la audiencia pública en la que se presentarán los términos de la concesión, mientras tanto permanecerán en reserva el valor de la propuesta sugerida de inversión y la remuneración de la misma, indicó Santos.

Hasta que se firme el contrato de APP, también se mantendrá en secreto la identidad de la persona que ayudó a encontrar el galeón y de los miembros del equipo científico, así como las coordenadas de donde está la embarcación, detalló el mandatario.

Santos indicó que, a través de esta contratación, el gobierno busca garantizar “los más altos estándares científicos, tecnológicos y financieros requeridos”.

“Un espía español”

El hallazgo de los restos del navío fue anunciado en diciembre de 2015 por Santos, quien lo calificó entonces como “el tesoro más valioso que se ha encontrado en la historia de la humanidad”.

España ha invocado derechos sobre el galeón por ser un buque de guerra que tenía pabellón de Estado, apoyándose en parte en la convención de Naciones Unidas de Derechos del Mar, no suscrita por Colombia.

Sin dar nombres, Santos relató que un arqueólogo submarino que investigó por más de 40 años la historia del “San José” encontró un mapa en la biblioteca del Congreso de Estados Unidos, en Washington, que permitió localizar la embarcación, codiciada durante décadas por muchos cazatesoros.

“Ese documento lo había elaborado un espía español, que estaba al servicio de los ingleses, y lo elaboró años después del hundimiento del galeón”, contó el mandatario.

“Este señor me estuvo buscando durante mucho tiempo (…) prácticamente se coló (infiltró) en una recepción que hizo la embajada nuestra en Naciones Unidas” en 2015. “Ahí me ubicó y me mostró un mapa”, contó, admitiendo que al principio estaba “escéptico”.

Con base a ese mapa, se hizo la búsqueda en la que participaron científicos de todo el mundo, entre ellos “fue clave un experto que participó en la búsqueda del Titanic”, añadió.

10 millones de objetos

Según el director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh), Ernesto Montenegro, puede haber alrededor de 10 millones de objetos en el barco, la mayoría parte de la estructura del mismo, además de la dotación de bienes de pasajeros, la artillería y la carga.

Ninguna de las autoridades habló de la presencia de un tesoro, sobre el cual se ha especulado mucho.

Sin embargo, el Ministerio de Cultura indicó que cada objeto hallado será clasificado y registrado en video, y será resguardado bajo “tres anillos de seguridad”.

Mientras eso ocurre, la Armada protege la zona donde históricamente se conoce que hay restos arqueológicos submarinos y “con mucho más énfasis a partir del momento que se encontró realmente la posición del San José” con buques, aviones y submarinos, dijo el vicealmirante Ernesto Durán, comandante de la institución.

El “San José” era blanco de la obsesión de muchos, motivando incluso un litigio multimillonario con la empresa estadounidense Sea Search Armada (SSA), que demandó al Estado colombiano por un supuesto incumplimiento de contrato en la búsqueda de los restos.

Pero en octubre de 2011, una corte de Washington dio la razón a Colombia: el galeón, si se hallaba, pertenecía a los colombianos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here