Inicio En Miami Alcalde de Miami respaldaría intereses de hoteles con acciones contra Airbnb

Alcalde de Miami respaldaría intereses de hoteles con acciones contra Airbnb

48
0
Compartir

En febrero, el alcalde de Miami, Tomás Regalado, propuso una ley que prohíbe los alquileres al estilo Airbnb en dos tercios de su ciudad, sorprendiendo a la compañía, que dice que previamente tenía una relación cordial con los funcionarios de la ciudad.

Regalado afirmó durante meses que la acción fue diseñada para proteger a los residentes de vivir junto a habitaciones de alquiler por temporadas como su fueran un hotel de facto. Pero de acuerdo con los correos electrónicos que el New Times obtuvo, la verdadera historia podría haber sido que Regalado estaba trabajando para proteger los beneficios de la industria hotelera: una cadena de correo electrónico que comenzó en noviembre pasado revela que una versión cercana de la ordenanza propuesta por Regalado le fue remitida por un lobby de la industria hotelera.

En enero, el periódico New Times informó que la ordenanza que Regalado propuso, y que habría prohibido a Airbnb en distritos urbanos y  “suburbanos” (más de dos tercios de Miami) fue claramente copiada y pegada de una ordenanza aprobada en Fort Lauderdale en agosto de 2015. El lenguaje era casi idéntico; de hecho, la Ciudad de Miami incluso se olvidó de cambiar algunas fechas y líneas de la copia original de Fort Lauderdale.

Ahora los correos electrónicos confirman que los funcionarios de Miami literalmente copiaron y pegaron la ley – en nombre de la industria hotelera. El 30 de noviembre, un cabildero de la oficina de asuntos gubernamentales junto con Jorge Luis López, envió por correo electrónico una copia de la ordenanza de Fort Lauderdale a oficiales de Miami. El bufete de abogados de López representa a Greater Miami & the Beaches Hotel Associatio.

“Como comentamos, aquí está la Ordenanza de Alquiler a Corto Plazo de Ft. Lauderdale que está vigente desde noviembre de 2015”, escribió el cabildero Mayra del Río. “Por favor, imprima una copia para el alcalde y pídale que llame a Jorge tan pronto como pueda para discutir”.

La ciudad finalmente pasó una versión reformulada en marzo, que la jueza Beatrice Butchko de la corte del circuito bloqueó temporalmente en abril después que Airbnb fuera demandada. Durante esos procedimientos judiciales, Butchko cuestionó si los diferentes correos electrónicos que el alcalde envió a los grupos de presión de la industria hotelera mostraron “prejuicios” hacia los propietarios de los grandes nombres de los hoteles. Airbnb también ha criticado a Regalado por recibir 75.000 dólares en donaciones de los hoteleros, aunque la suma fue una pequeña porción de la campaña global del alcalde.

En respuesta, Regalado dijo al New Times que “se reunió una vez con la industria hotelera y una vez con Airbnb” y finalmente eligió la ley de alquiler contra corto plazo porque cree que “esta legislación sirve mejor a los residentes” de la ciudad.

Un portavoz de Airbnb declinó hacer comentarios. Pero la American Hotel & Lodging Association, el lobby nacional de la industria hotelera, ha desarrollado un plan de acción para frustrar el crecimiento de Airbnb persuadiendo a las municipalidades locales de regular el servicio fuera de la ciudad. Ese plan catalogaba a Miami como uno de los cinco mercados principales en la necesidad “crítica” de una prohibición de Airbnb.

Dos meses después de su primera correspondencia por correo electrónico, del Río envió un correo electrónico para que se registrase y confirmó que la firma de cabildeo había estado pidiendo a Regalado que condenara los alquileres a corto plazo.

“Por favor, hágamelo saber si el alcalde ha hecho algún progreso en esto”, escribió del Río. -Creo que había hablado con Jorge sobre su propia ordenanza, y dígame si debemos organizar una llamada o una reunión.

Regalado respondió que quería que se leyera la ley en una reunión en febrero.

“He solicitado un lugar titular en la agenda de la comisión de la ciudad para la primera reunión en el mes de febrero”, escribió. “He pedido al abogado de la ciudad que trabaje como para reflejar la ordenanza de Fort Lauderdale, gracias por la información, ya que este es un tema que afecta la calidad de vida de nuestros residentes”. Del Rio respondió entonces que “le pasaría la palabra a Jorge, si necesita alguna documentación o información de apoyo de nuestra parte, por favor hágamelo saber y se la comunicaré lo antes posible”.

Esa versión de la ordenanza fue retirada posteriormente, pero una nueva ofensiva de Airbnb finalmente pasó a pesar de que varios anfitriones de Airbnb aparecieron en una reunión de la comisión del 23 de marzo para pedirle a la ciudad que reconsiderara. Esa ley permitió a la ciudad demandar a Airbnb por alquilar propiedades “ilegalmente”.

El juez Butchko falló un mes más tarde que la ley violaba una norma estatal que prohibía que las ciudades locales regularan los alquileres a corto plazo. Durante esos procedimientos, Butchko planteó las relaciones del alcalde con López, el cabildero del hotel. Además de la cadena de correo electrónico New Times, Butchko también señaló que Regalado había estado promoviendo declaraciones contra el host de Airbnb.

Butchko dijo que mostró que la ciudad estaba sesgada hacia los intereses de los hoteles. La lucha dentro de la Ciudad de Miami es un microcosmos de la mayor batalla por alquileres a corto plazo en el condado de Miami-Dade, un mercado de turismo caliente que la compañía compartida quiere aprovechar con sus dientes. Los alquileres a corto plazo han sido ilegales desde hace mucho tiempo en el área residencial de Miami Beach, y esa ciudad el año pasado comenzó a emitir nuevas multas de 20.000 dólares a las personas que violaron la ley de la ciudad. El condado, sin embargo, alcanzó un acuerdo con el pago de impuestos de la empresa  en los alquileres de Airbnb. Algunos residentes de Miami-Dade temen que, sin una regulación estricta o una prohibición total, los vecindarios locales puedan transformarse en zonas hoteleras de facto, dada la demanda de habitaciones de hoteles baratos en Miami.

Airbnb también mantiene una gran presencia de cabildeo en los niveles nacional y local y ha incrementado sus equipos de asuntos gubernamentales en respuesta a los principales retrocesos de los intereses de la industria ho0telera. La compañía le gusta presentarse como un gigante pequeño luchando contra los gigantes, pero la aplicación fue valorada en torno a $ 31 mil millones en 2016. En comparación, el Hilton Hotels Group, una empresa que cotiza en bolsa, tiene una capitalización bursátil (el valor total de sus acciones) de Sólo $ 20 mil millones, mientras que Marriott tiene una capitalización de mercado de $ 38 mil millones.

La industria hotelera ha señalado que se ha visto obligada a despedir a los trabajadores y reducir los precios en la medida en que Airbnb ha ido incursionando en el mercado, planteando preocupaciones de que la economía de compartir podría estar cortando el trabajo para los empleados de hotel de bajo nivel ya estresado, tales como amas de llaves. Pero Airbnb sostiene que esto es un ardid perpetrado por la industria del Big Hotel para empujar a un competidor. De hecho, a diferencia de lo que Uber ha hecho a la industria de taxis, las ganancias de la industria hotelera han seguido aumentando a pesar del aumento del hogar compartido. (Los representantes de Airbnb también han dicho previamente a New Times que están contentos de trabajar con los municipios de Miami para “adecuadamente” regular el servicio en la ciudad, pero dicen que las prohibiciones a gran escala no son necesarias.) Airbnb también mantiene que su servicio ayuda a los propietarios a hacer un poco más de miles de dólares por año en sus ingresos.

“Para aclarar, la ordenanza de Fort Lauderdale fue atendida por el departamento de derecho y después de deliberaciones, el departamento de derecho consideró no usarla”, dijo Regalado a New Times esta samana. “En cambio, lo que fue a la comisión de la ciudad y fue aprobado fue una resolución reafirmando el código de zonificación de la ciudad en la que los alquileres a corto plazo no están permitidos en las zonas residenciales, pero creemos que esta legislación sirve mejor a los residentes para que la ordenanza nunca fuera votada ni considerada”.

Compartir
Artículo anteriorLluvias en Afganistán dejan al menos 15 muertos y 19 heridos
Artículo siguienteSocavón en Land O ‘Lakes deja de crecer después de tragarse 2 casas (+Video)
Magaly Guerrero
Jefe de Prensa de la alcaldía del municipio Cárdenas (mayo 2014 - mayo 2015) Productora del programa de televisión “César con la Gente” transmitido semanalmente por las televisoras regionales (junio 2011 - diciembre 2012, Jefe de la Oficina Regional de Información y Comunicación (ORIC) de la Gobernación del estado Táchira (enero 2009 - mayo 2011) Jefe de Prensa de la campaña de César Pérez Vivas a la Gobernación (noviembre 2007 - diciembre 2008) Jefe de Información del equipo fundador de La Prensa Diario de Lara (julio 2006 - octubre 2007) Productora y conductora del programa radial CONTRAFIGURA en la emisora 106.7 FM. Maturín, Edo. Monagas (septiembre 2005- julio 2006 ) Jefe de Información del Diario La Prensa de Monagas. (Enero - julio 2007) Gerente de Publicidad de la Corporación Venezolana de Entretenimientos. (Operadora de Lotería) (enero 2005 - enero 2006) Directora del Diario El Sol de Maturín, estado Monagas (mayo 1998-junio 2002) Jefe de Prensa de la Comisión Permanente del Ambiente y Ordenación del Territorio de la Cámara de Diputados. Congreso de la República. Caracas (enero 1995 - mayo 1998) Jefe de Prensa del Bloque Parlamentario de Los Andes, San Cristóbal, adscrito al Congreso de la República (Marzo - diciembre 1994) Redactora de la Fuente de educación y Cultura en el Diario de Los Andes, Edición Táchira, (como parte del equipo fundador) (julio 1992- junio de 1993)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here